Steven y su papá reciben apoyo

Miss Nicaragua 2017, Berenice Quezada, viajó a Sébaco para llevarles diversos donativos de sus amigos y seguidores de redes sociales

Steven Daniel Velázquez Rugama tuvo una de las mejores tardes en sus 13 años de vida: con su papá José Daniel Velásquez Velásquez, recibieron una serie de donativos que Berenice Quezada, la bella Miss Nicaragua 2017, les llevó este jueves 23 de julio a la casita en la que posan en el barrio Santiago de la ciudad de Sébaco, departamento de Matagalpa.

Le puede interesar: Ebrios en la vía, la señal que ya no existe

El niño y su padre estaban felices. Además de alimentos varios, Quezada les llevó ropa, zapatos, utensilios de cocina, productos de limpieza y hasta una cama con su colchón que la reina de belleza colectó con sus amistades y seguidores de redes sociales, como parte de su proyecto “Una sonrisa de corazón”.

Mosaico CSI contó su historia. Steven interrumpió su asistencia a las clases aceleradas de tercero y cuarto grado de primaria para dedicar más tiempo a apoyar y cuidar de su papá, quien padece de varias enfermedades crónicas y este, con dolores recurrentes, asegura que está perdiendo la visión de manera rápida.

Un grupo de muchachas altruistas de Sébaco conocían el caso de Steven y decidieron apoyarlo, entre ellas Jarisma Huembes y Olga Valle.

También puede leer: Danilo Amador, el pianista de Matagalpa

“A Steven lo conozco desde pequeño, siempre venía a este barrio, porque a unas cuantas casas de aquí vivía su abuela paterna”, contó Huembes, agregando que hace un par de meses el niño llegó a buscarla para pedirle posada en la casita ubicada en un terreno esquinero del barrio Santiago. La mamá de Huembes, dueña del terreno, accedió a ayudarlos.

Steven apoyo
Steven y su papá Daniel Velásquez recibieron donativos que les llevó Berenice Quezada, Miss Nicaragua 2017, junto a otras jóvenes de Sébaco. MOSAICO CSI | L.E. MARTÍNEZ M.

Conociendo a detalle el trajín de Steven para ir de mañanita a buscar leña a los cerros llamados El Cacao y Calabazas, en los alrededores de la ciudad de Sébaco, para venderla y luego comprar comida y medicinas, Huembes y su amiga Valle acordaron pedir apoyo para el niño y su papá, porque este último “ha salido a buscar empleo, pero no le dan, porque ya perdió la visión en un ojo y está por perderla en el otro”, relata Huembes.

Además: Obispo de Matagalpa opina por “liderazgos frescos”

Mientras tanto, cuando Quezada supo del caso, contactó a Valle para preguntar por las necesidades de Steven y su papá, comenzando una campaña de apoyo y sus amigos y seguidores respondieron con sus aportes.

“Me encanta apoyar a los niños”, confiesa Quezada, cuyo proyecto “Una sonrisa de corazón” está enfocado en entregar útiles escolares a niños de escasos resursos en El Rama, Costa Caribe Sur, de donde ella es originaria y “el caso de Steven me llamó la atención porque es un niño que sale a trabajar y estudia cuando tiene tiempo, (pero) yo siento que los niños deberían de estar estudiando y eso me motivó mucho más a hacer la campaña”.

Velásquez Velásquez, emocionado, agradeció los donativos y confesó a Quezada: “les agradezco infinitamente, tengo un nudo en la garganta, sinceramente, por lo que usted ha hecho”.

Steven, por su parte, también les dio las gracias y parte de su mensaje fue: “a toda la gente que ayudó, que Dios les bendiga”.

 

Facebook Comments