Obispo de Matagalpa opina por “liderazgos frescos”

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos considera que “es importante el relevo generacional” con “propuestas de nación” y “sin vicios del pasado”

Obispo de Matagalpa
Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de Matagalpa. © MOSAICO CSI | Gentileza Diócesis de Matagalpa

El obispo de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, opinó porque en Nicaragua puedan ser identificados “liderazgos frescos”, pero con valores éticos y morales que les permitan hacer verdaderas “propuestas de nación”, para conseguir un Estado moderno y pluralista y “sin vicios del pasado”.

Durante la misa de este domingo 12 de julio, en la catedral San Pedro Apóstol con puertas cerradas como parte de la cuarentena en la Diócesis, el obispo de Matagalpa disertó sobre el Evangelio de la parábola de El Sembrador, e indicó que “el Señor nos invita a renovar nuestra vida…”, pero también a conformar una “nueva sociedad”.

“Una nueva sociedad nicaragüense donde se puedan identificar también liderazgos nuevos, jóvenes, liderazgos frescos con nuevos pensamientos, nuevas propuestas, nuevas visiones, que permitan que todos, sin exclusión ni exclusividades, podamos ir sentando las bases y los fundamentos de un Estado moderno, funcional, pluralista, incluyente”, dijo el obispo de Matagalpa en su homilía.

Agregó que en esa nueva sociedad debe ser respetada “en primer lugar, la dignidad de la persona, la familia natural y tradicional como primera célula de la sociedad; donde se promueva la libertad irrestricta, que va siempre de la mano de la responsabilidad personal y social; y claro está, la justicia social, donde las riquezas naturales que Dios nos ha dado, las gocemos todos por igual, donde los más pobres, los más desfavorecidos, sean siempre los que tengan el primer lugar, y donde todos nos podamos sentar a la mesa teniendo a los olvidados de siempre, a los marginados, a los explotados, en el centro de ella, donde el pueblo sea constructor de su propia historia, donde cada uno de los nicaragüenses asumamos con seriedad este desafío de construir una nueva Nicaragua, sin vicios del pasado”.

“Por eso, también es importante cualquier relevo generacional, por eso es importante el relevo generacional, donde los nuevos rostros, con nuevas ideas, llenas de valores y de principios éticos y morales, puedan realmente hacer propuestas de nación”, señaló el obispo de Matagalpa.

Facebook Comments