El fascinante Yogur Las Chelitas en Matagalpa

“Más natural… imposible”, es el lema de este negocio que con esmero y calidad continúa creciendo

Hablar de yogur natural en Matagalpa es prácticamente referirse a Las Chelitas, una marca que, en cuatro años, se ha posicionado con gran éxito en esta ciudad, ofertando un sabroso y nutritivo producto que es rico en proteínas y que aporta múltiples beneficios para la salud.

Le puede interesar: Ordenan espacios públicos en Matagalpa

Todo comenzó en la cocina de Deyling Montenegro Valenzuela en el año 2018. Ella recuerda que su esposo, Rodrigo Rizo, quedó desempleado y era él quien sostenía el hogar.

Montenegro comenzó haciendo tres litros de yogur por día y lo comercializaba en sus círculos cercanos: la familia, vecinos y amistades de grupos eclesiásticos. El producto le gustaba a los consumidores y poco a poco fueron ofertándolo también en algunos centros escolares de la ciudad.

También puede leer: Así festejan el Día del Padre en Matagalpa

“Nos pusimos a orar, a ver qué proyecto podríamos iniciar y en ese momento surgió la idea de hacer yogures artesanales y comenzamos desde la cocina de nuestra casa. Yo elaboraba los yogures y mi esposo me ayudaba a distribuirlos”, comentó Montenegro Valenzuela, agregando que las redes sociales fueron una herramienta importante para ofertar este producto.

Yogur Las Chelitas
Deyling Montenegro y Eyleen Sáenz en el segundo aniversario de Las Chelitas. Mosaico CSI | Cortesía

Montenegro, licenciada en Contaduría Pública y Finanzas, trabajó un tiempo en la Fundación de Familias Especiales Santa Julia Billiart en Matagalpa, donde aprendió a hacer los yogures.

La directora de esa organización, hermana Rebeca Trujillo, fue quien motivó a Montenegro para que desarrollara sus propias ideas.

Una sociedad para crecer

Cuando cumplió un año vendiendo este producto, Montenegro Valenzuela coincidió en esta etapa de negocios con Eyleen Sáenz Chavarría, con quien se asoció para que Las Chelitas Yogurt Artesanal funcionara en un local y, desde entonces, estas mujeres han visto la oportunidad de crecer y de independizarse económicamente.

Además: Sergio Vargas: El fígaro seguidor de Charles Atlas

“Nosotras nos sentimos muy dichosas, también nos sentimos muy agradecidas con Dios por darnos esta oportunidad de emprender y de ir creciendo a nivel personal, económico y también la experiencia que vamos adquiriendo en las cosas de negocios”, expresó Sáenz Chavarría.

Ambas mujeres, después de estar dedicadas totalmente a sus hogares y a sus hijos, están perseverando en este negocio, venciendo algunos retos como la crisis social, política y económica, la pandemia del coronavirus, sumada la migración.

Actualmente Las Chelitas Yogurt Artesanal cuenta con un área especial de producción en Matagalpa, donde trabajan cuatro personas que aprendieron a través de Montenegro Valenzuela a elaborar el producto que es distribuido en un supermercado, gasolineras, colegios y universidades.

Montenegro y Sáenz explicaron que los yogures son totalmente naturales con frutas y granola, libres de preservantes y colorantes y son hechos sin azúcar refinada, lo que consideran que marca una diferencia, la cual ha sido aceptada por los clientes.

Facebook Comments