Investigan crímenes en Caribe Sur y Jinotega

Un joven fue acuchillado durante una ceremonia evangélica en La Cruz de Río Grande, mientras que en Jinotega dos hombres fueron asesinados en sucesos distintos por desconocidos

Crimen Caribe Sur
Bryan Obando fue asesinado en un templo evangélico en La Cruz de Río Grande. Cortesía Impacto Noticias

Al menos tres crímenes están bajo investigación policial en comunidades distintas del departamento de Jinotega y de la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur.

Le puede interesar: Costa obtiene doble triunfo ante Indígenas

Un muchacho identificado preliminarmente como Bryan Obando Romero, de 24 años, fue asesinado de múltiples heridas con cuchillo, mientras participaba en un culto evangélico en un templo de la comunidad Hachita del municipio de La Cruz de Río Grande, Región Autónoma de la Costa Caribe Sur.

Este sangriento crimen ocurrió alrededor de las 7:00 de la noche de este sábado 27 de febrero, cuando el sospechoso, identificado únicamente como Aarón Jarquín, entró al templo y, según los reportes todavía extraoficiales, habría asestado al menos 20 cuchilladas a Obando.

También puede leer: Apresan a sospechoso de envenenar a mujer en Matagalpa

Jarquín huyó y Obando habría sido llevado a un centro de salud, pero llegó fallecido.

La Policía en La Cruz de Río Grande, Caribe Sur, se movilizó al sitio para realizar las averiguaciones correspondientes.

En Santa María de Pantasma

Mientras tanto, en la comunidad Planes de Vilán en el municipio Santa María de Pantasma, departamento de Jinotega, Erick Santiago Carvajal Rivera, de 40 años, murió este sábado 27 de febrero a causa de una cuchillada que, en el costado izquierdo, le asestó un desconocido con quien discutió por razones imprecisas.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Investigadores policiales fueron al lugar para investigar y determinar la identidad del homicida, así como los motivos por los cuales cometió el crimen.

En Wiwilí

Otro crimen bajo investigación policial ocurrió el pasado 24 de febrero, cuando un hombre identificado preliminarmente como Jairo Ezequiel Ríos, de 28 años, fue asesinado por desconocidos en San Pedro de Kininowas del municipio de Wiwilí, Jinotega.

Ríos recibió al menos seis impactos de perdigones de escopeta. Según su padre, José Andrés Ríos, de 77 años, todo sucedió después de que su hijo recibiera una llamada telefónica.

Facebook Comments