Obispo Álvarez: “Permanezcan unidos como pueblo”

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

Obispo Álvarez en Terrabona
El Obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando José Álvarez Lagos junto al obispo de la estadounidense Diócesis de Gaylord, Michigan, Steven Raica, presidió las solemnidades religiosas en honor de San José, el patrono de Terrabona. Foto cortesía de Diócesis de Matagalpa

Clamando por la libertad, justicia y desarrollo común, el obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, exhortó este domingo a feligreses católicos en el municipio de Terrabona a que “permanezcan unidos como pueblo” y a que “no permitan que los poderosos de turno” logren dividirlos.

El obispo Álvarez, acompañado por el obispo de la estadounidense Diócesis de Gaylord, Michigan, Steven Raica, presidió las solemnidades religiosas en honor de San José, el patrono de Terrabona.

En su homilía, el obispo de Matagalpa señaló que “Cristo tiene sed de nuestra conversión”, pero también está sediento de justicia, libertad y el progreso de hombres y mujeres; además, muriendo en la cruz “Cristo nos ha liberado del pecado y de la muerte y si Cristo nos ha liberado, no permitimos que ninguna cadena nos vuelva a someter y nos vuelva a humillar”.

Álvarez consideró que el cristianismo es fuente de liberación y “permite romper todo tipo de esclavitud que quiera humillar al pueblo, por eso es que el cristianismo siempre va a anunciar la esperanza, pero también va a denunciar el pecado, la injusticia, todo sistema y toda estructura que quiera pisotear al pueblo, que quiera dividir al pueblo, que quiera jugar con el pueblo, que quiera manipular al pueblo, porque con Cristo eso no se permite…”.

“Voy a darles un consejo”, continuó Álvarez, pidiendo a los feligreses que lo repitan de casa en casa y comunidad por comunidad: “no se dividan, no se dejen dividir, no permitan la división (…)”.

Para el jerarca católico no es secreto que “los poderosos de este país, los que tienen el poder político, los que tienen el poder económico de este país” promueven la división del pueblo al que calificó como humilde, sencillo y que “por injusticia de los poderosos” algunos están en el analfabetismo.

“Pero nuestro pueblo es inteligente y sabe discernir lo auténtico de lo de inauténtico y a distinguir la máscara de lo que es original”, reflexionó Álvarez.

“Por esa razón, a la par de decirles que no se dividan, les insisto en que no permitan que los poderosos de turno, los que viven en grandes mansiones y que ante el pueblo y los medios de comunicación se pelean como si fueran enemigos, pero al final de cuentas terminan comiendo en la misma mesa, no permitan que esos poderosos que entre ellos terminan comiendo en la misma mesa, aunque en público se peleen para hacerle ver al pueblo que sí, que ellos son contrarios, que esa gente no los divida. Permanezcan unidos, unidos como pueblo”, exhortó Álvarez.

[/vc_wp_text]