Padre Gabriel y su mensaje tras ser afectado por el coronavirus

Llanto por sus fieles de un sacerdote con coronavirus: bello videomensaje que alimenta la fe

Padre Gabriel
El padre Gabriel se emociona en varios momentos al pensar en los enfermos, en los sanitarios y en la imposibilidad de ejercer su tarea sacerdotal. Mosaico CSI | Captura de pantalla

El padre Gabriel Díaz Azarola es párroco de la Parroquia de San Vicente de Paúl en Valdemoro (Madrid), uno de los principales focos de la infección de coronavirus en España. Según ha explicado él mismo en un vídeo grabado el viernes por la tarde y subido al canal parroquial de Youtube, el martes sintió algo de fiebre y síntomas y tras hacerse una prueba el resultado fue positivo.

Le puede interesar: Cubreboca: cómo usarlo correctamente

La parroquia ha tenido que ser cerrada hasta su desinfección, y él se encuentra en cuarentena.

Pero una cuarentena bien apovechada, porque su video ha comenzado a difundirse con fuerza con tres mensajes muy claros: de fe en la acción de Dios en nuestras vidas, a través de los sacramentos e incluso sin ellos si están a nuestro alcance; de aprecio humano a sus feligreses hospitalizados (“y a toda la gente que va a morir muy sola” por el aislamiento) y al personal sanitario que atiende a los infectados, un afecto que se traduce en unas lágrimas que el joven sacerdote no puede reprimir en varios momentos del vídeo, como también al verse impedido para atender a los suyos; por último, de colaboración contra la epidemia, con una exhortación que reitera: “¡Por favor, os pido que os quedéis en casa, os suplico, no salgáis de casa!”.

“Los estáis haciendo muy bien, dando la vida”, le dice, conmovido, el padre Gabriel a médicos, enfermeras y personal auxiliar y de servicios de los hospitales: “Aunque a veces la gente se enfade con vosotros, no se lo tengáis en cuenta. Sois unos héroes. Y cuando acabe todo esto, os vamos a hacer un monumento”.

Más sobre este tema: Coronavirus: No, no hay pruebas de que la vitamina C y el agua con limón lo prevengan

Al referirse al tiempo que muchos fieles pueden pasar sin sacramentos, explica: “Dios, de manera ordinaria, da su gracia a través de los sacramentos de la Iglesia. Pero, de manera extraordinaria, nos puede hacer llegar el Espíritu Santo a través de un contacto directo que Él tiene con nuestras almas”.

Anuncia que él grabará y colgará en Youtube la misa que celebre cada día, y que cuando su cuerpo venza al virus él quedará inmunizado y su intención es visitar a sus parroquianos en sus casas aunque ellos estén contagiados y llevarles los sacramentos (“Esto no lo sé seguro, espero que sea así”, matiza a la espera del dictamen médico).

En la perspectiva del momento en el que pueda restablecerse la normalidad y todos vuelvan a reunirse en la parroquia, lo que serán “momentos muy especiales” (“le pido a Dios que esto llegue cuanto antes”), exhorta a todos: “Vamos a confiar en Dios. Él no nos va a abandonar. Y hay que preguntarse, como yo llevo haciéndolo desde el martes: Señor, ¿qué quieres de mí?”.

Fuente: RL

Facebook Comments