Denuncian a policías ante la Fiscalía en Matagalpa

Madre y esposa de Cairo Blandón reiteran que este se estaba entregando cuando oficiales le dispararon a él y a su niña

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

Mercedes Blandón Lemus y su nuera Margine Sánchez Esquivel, mientras esperaban atención este jueves 9 de febrero en la Policía en Matagalpa. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.
Mercedes Blandón Lemus y su nuera Margine Sánchez Esquivel, mientras esperaban atención este jueves 9 de febrero en la Policía en Matagalpa. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

Margine Sánchez Esquivel y su suegra Mercedes Blandón Lemus denunciaron este jueves ante la delegación departamental del Ministerio Público a los policías que actuaron en el operativo en el que Cairo Blandón Lemus y su hija de 15 meses murieron a balazos, la madrugada del 5 de febrero reciente, en El Tuma, jurisdicción de El Tuma-La Dalia.

En sus denuncias escritas y por separado ante la Fiscalía las mujeres sostienen con firmeza los relatos que brindaron a LA PRENSA y exigen que el Ministerio Público abra un proceso investigativo contra los policías involucrados, para “determinar las responsabilidades penales que de este reprochable hecho se deriven”.

Juan Carlos Arce, coordinador del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos en Matagalpa, confirmó la presentación escrita de las denuncias e inmediatamente LA PRENSA intentó conocer si la Fiscalía les daría trámite; sin embargo, poco después de las 3:00 p.m., en esa dependencia habían cerrado la atención al público.

Global CorredoresUn fiscal auxiliar dijo que atienden de 8:00 a.m. a 3:00 p.m. y que la fiscal departamental, Ana Isabel Sequeira, no estaba en la delegación, siendo la única que podría brindar algún tipo de información.

Le puede interesar: “A mi niña la mataron por gusto”

Cuatro días de “boleo”

Arce señaló que “la denuncia (en la Fiscalía) se nos recibió sin mayores inconvenientes”, pero lamentó “el boleo del que han sido víctimas Margine y doña Mercedes” en la delegación departamental de la Policía en Matagalpa, donde se niegan a devolverles documentos y objetos personales “ocupados” durante el operativo.

Desde el lunes 6 de febrero ambas mujeres han escuchado diferentes respuestas en la Policía: “‘Vuelvan más tarde…’. ‘Esperen un rato…’. Y son cuatro días de andar caminando y nada que nos resuelven”, dijo Mercedes, mientras esperaba que la atendieran en la segunda jefatura de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía en Matagalpa. Espera que le devuelvan las escrituras de su casa, así como las cédulas de ella y de dos de sus hijos, documentos que los policías se habrían llevado durante el operativo.

En tanto, Margine Sánchez dice que de su casa se llevaron mil córdobas y una cadena de plata que era de la niña fallecida por los disparos realizados por los policías.

A criterio del abogado del Cenidh, “la Policía ha actuado con una indiferencia brutal” contra Sánchez y Blandón, negándoles la devolución de sus pertenencias.

LA PRENSA también buscó al jefe departamental de la Policía, comisionado mayor Martín Solórzano, pero en su oficina dijeron que estaba en reunión y tendría otras más, por lo cual difícilmente atendería.

“Se iba a entregar”

En las denuncias que Blandón y Sánchez interpusieron ante la Fiscalía sostienen que alrededor de 15 policías llegaron a las 3:00 a.m. del 5 de febrero a la casa donde la última dormía con su pareja Cairo Blandón y su hija Dayra Junieth Blandón Sánchez.

Cairo Blandón salió en boxer, desarmado y con su hija dormida en brazos. “Levantó una mano indicando que se iba a entregar, recibiendo en ese momento un disparo que le atravesó el costado derecho”, refiere la denuncia de Sánchez, explicando que la misma bala habría herido a la niña en un costado.

El hombre, que cumpliría 28 años este 22 de febrero, cayó herido, soltando a la niña que fue a parar aproximadamente a un metro de él. La niña quiso gatear hacia donde estaba su padre y cuando Sánchez quiso levantarla un segundo disparo impactó a Dayra en la parte baja de la espalda.

Negaron auxilio

Ambas denuncias insisten en que los policías arrastraron a Cairo hasta una patrulla en la que lo llevaron al hospital de La Dalia, pero que se negaron a auxiliar a la niña, por lo que Margine Sánchez pidió ayuda a Juan Castro, quien las llevó en moto a ese mismo centro asistencial, donde un policía, de los mismos que llegaron a su casa, presuntamente le negó el ingreso, hasta que otro agente le ordenó que la dejara entrar.

Asimismo, las mujeres aseguran que los policías llegaron a su casa sin ninguna orden judicial e insisten en que “en ningún momento” hubo intercambio de disparos, porque Cairo no portaba arma.

 [/vc_wp_text]

Facebook Comments