Condenado a 30 años de prisión por asesinato en Waslala

Contradicción de hermano lo hundió

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

Condenado
Inicialmente la Fiscalía acusó a seis hombres por el asesinato de Reynerio Zamora Pérez. LA PRENSA/ARCHIVO L.E.MARTÍNEZ M.

Inculpado ante la Policía y en procesos anteriores por un hermano preso que luego quiso cambiar su declaración, Francisco Raúl Mairena Castillo fue condenado por un juez de Matagalpa a 30 años de prisión por ser coautor del asesinato de Reynerio Zamora Pérez, crimen por el que los autores supuestamente cobraron 200,000 córdobas.

Mairena Castillo (36), deberá cumplir la condena en el Sistema Penitenciario Regional de Waswalí y la pena expirará el 28 de enero de 2047, sentenció el titular del Juzgado Segundo de Distrito Penal de Juicios en Matagalpa, Bernardo Morales Mairena.

Zamora fue asesinado a balazos y luego decapitado el 26 de mayo de 2016 en la comunidad El Chile, del municipio de Waslala. Seis hombres, incluyendo a Raúl y su hermano Johnny Jonathan Mairena Castillo, fueron acusados inicialmente por la Fiscalía.

En la acusación, la Fiscalía relacionaba que presuntamente Harbin Antonio Navarrete Martínez, a quien señalaba como “autor intelectual” del crimen, “contactó telefónicamente y contrató” a los hermanos Raúl y Johnny, además de Armando Antonio Martínez Méndez, para que mataran a Zamora, ofreciéndoles una paga de 200,000 córdobas.

Sin embargo, debían enviarle la cabeza de este para comprobar que cumplieron con “el encargo”.

Presuntamente, los sicarios enviaron mensajes de texto, simulando ser una mujer llamada “Jacqueline”, y citaron a Zamora a una finca en Waslala, donde Johnny le habría disparado, mientras que Raúl lo arrastró a una zanja donde lo despojó de varios objetos, incluyendo un anillo y un revólver. Luego le cortó la cabeza con un cuchillo.

Los tres hombres huyeron entre las montañas hasta llegar, el 27 de mayo, a la comunidad Las Brisas, en el municipio matagalpino de Rancho Grande.

De acuerdo con el plan, refiere la acusación, Mayron Antonio Navarrete Tórrez llegó en un carro hasta Las Brisas, donde los asesinos le entregaron la cabeza de Zamora, así como el anillo y la pistola que le habían quitado.

Mayron y Johnny fueron los primeros detenidos y procesados. En audiencia de juicio, iniciada el 26 de julio de 2016, el primero admitió los hechos, pero aseguró que la Policía lo habría golpeado para obligarlo a implicar a otras personas.

Tras declarar culpable a Johnny, el juez Morales continuó con el juicio contra Mayron, pero la Fiscalía no pudo aportar pruebas contra este, por lo que fue absuelto.

Por sentencia del 19 de agosto de 2016, Morales condenó a Johnny a 28 años de prisión: 27 por coautoría de asesinato y uno por tenencia ilegal de armas.

Mientras tanto, Navarrete Martínez fue procesado meses después por la presunta autoría intelectual del crimen contra Zamora y en la audiencia preliminar que enfrentó el 15 de noviembre, el suplente del Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias, Wilford Bustamante Rocha, no admitió la acusación de la Fiscalía.

“Se habla de un acto de planificación, pero, como señalaba el defensor (Darlin Antonio Obando), no veo que ese acto particular se le impute al acusado aquí presente”, dijo en esa ocasión el juez Bustamante.

“Quiso engañar”

En el juicio contra Francisco Raúl Mairena, una de las pruebas ofrecidas por la Fiscalía fue un video en el que Johnny Mairena declaró ante la Policía de Waslala y un facilitador judicial que su hermano y Harbin Navarrete fueron quienes planificaron el crimen contra Reynerio Zamora.

Sin embargo, Johnny también declaró en el juicio tratando de deslindar la responsabilidad de su hermano Raúl “a como ya lo había hecho en un primer juicio con Mayron Navarrete, diciendo que solo él y los acusados que aún están prófugos fueron los que participaron, olvidando que en un primer juicio había dicho —según un video— que Francisco Raúl Mairena sí había participado en los hechos, no así el acusado Mayron Navarrete, y ahora cambia los papeles manifestando que Mayron sí había participado y su hermano no”, relaciona en la sentencia el juez Morales.

 [/vc_wp_text]

Facebook Comments