Tormenta Franklin podría llegar a huracán

Los meteorólogos estiman que tocará tierra esta tarde o noche en la península del Yucatán, en México

Tormenta FranklinFranklin, la séptima tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico, se intensificó hoy al incrementar sus vientos máximos sostenidos a 60 millas por hora (96,56 km/h) y podría alcanzar fuerza de huracán antes de tocar tierra en la península del Yucatán (México).

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de los EEUU indicó en su boletín de las 15 GMT que la tormenta se encuentra a unas 205 millas (329,9 km) al este de la Ciudad de Belice y a unas 215 millas (346 km) al este-sureste de Chetumal, en la península yucateca.

Asimismo, se desplaza hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 14 millas por hora (22,5 km) y, según un probable patrón de trayectoria, su centro “se hallará esta tarde cerca de la costa este de Yucatán”, para luego “cruzar la península entre esta noche y el martes”.

Se pronostican para las próximas horas tormentas intensas en Oaxaca, Península de Yucatán y el sureste de México – @conagua_mx
Se pronostican para las próximas horas tormentas intensas en Oaxaca, Península de Yucatán y el sureste de México – @conagua_mx

Los expertos del NHC prevén que Franklin continuará fortaleciéndose a su paso por aguas del Caribe, por lo que podría “estar cerca de alcanzar intensidad de huracán cuando toque tierra esta tarde o noche” en la península yucateca, para luego debilitarse.

Se mantiene una vigilancia de huracán (paso del sistema en 24 horas) para la costa mexicana desde Chetumal hasta Punta Allen y hay un aviso de tormenta tropical desde Ciudad Belice hacia el norte hasta el borde con México y desde Chetumal hasta Campeche.

Pueden producirse acumulaciones de agua por las lluvias de 3 a 6 pulgadas (76.2 a 152.4 mm) a lo largo de la península de Yucatán y Belice hasta el próximo miércoles.

“Las lluvias causarán inundaciones que podrían poner en riesgo vidas humanas”, alertaron los meteorólogos.

La primera tormenta tropical de 2017 fue Arlene, que se formó en abril pasado en mitad del Atlántico, más de un mes antes del comienzo de la temporada, a la que siguieron Bret y Cindy, luego una “tormenta sin nombre”, Don, Emily y ahora Franklin.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de los EEUU anunció el 25 de mayo pasado que se prevé una temporada de huracanes en el Atlántico con registros “por encima” de lo normal, con la formación de 11 a 17 tormentas tropicales, de las cuales entre 5 y 9 se convertirán en huracanes y entre 2 y 4 serán de categoría mayor.

Fuente: Infobae/con información de EFE