Quería liberar a detenidos y lo mataron en Jinotega

Amenazante con machete y queriendo liberar a dos muchachos que agentes policiales llevaban detenidos, José Ángel Villarreyna Montoya, de 35 años, murió tras recibir un balazo que le asestó uno de los uniformados

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

AyapalAmenazante con machete y queriendo liberar a dos muchachos que agentes policiales llevaban detenidos, José Ángel Villarreyna Montoya, de 35 años, murió tras recibir un balazo que le asestó uno de los uniformados, la noche del lunes 10 de abril recién pasado en la comunidad Runflin, en la microrregión de Ayapal, en San José de Bocay, departamento de Jinotega.

Villarreyna, quien según las autoridades policiales tenía antecedentes por lesiones graves y portación ilegal de armas, habría sido impactado por un tiro en la rodilla izquierda.

A través de una nota de prensa, divulgada este Martes Santo en Managua, la Policía refirió que una patrulla en labores de vigilancia fue avisada de una alteración al orden en Runflin, 18 kilómetros al noroeste del caserío principal de Ayapal.

Un adolescente de 17 años y Rubén Agustín Salguera Melgara, de 20, presuntamente se pelearon y armados con machetes se amenazaban de muerte, por lo que intervinieron los policías.

Cuando los detenidos eran trasladados hacia la estación policial en Ayapal, presuntamente Villarreyna Montoya, armado con un machete, se habría abalanzado sobre los policías, “obstruyendo la función policial”, refiere la nota de prensa.

Agrega que “ante la agresión e inminente riesgo de la vida de los policías” un miembro de la patrulla realizó “dos disparos preventivos al aire (y), no logrando impedir la agresión del delincuente, realiza un tercer disparo que impacta en la rodilla izquierda del agresor, quien falleció posteriormente”.

 [/vc_wp_text]