Prisión contra cinco hombres por asesinato en La Labranza

El homicidio ocurrió el pasado 14 de febrero en el municipio de Sébaco

[rev_slider_vc alias=”Gas”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

asesinato-la-labranza
Los cinco acusados deben enfrentar audiencia inicial el próximo 12 de diciembre, determinó la juez. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

Cinco hombres fueron acusados este martes en Matagalpa por el asesinato de Marlon Escoto Ortiz, ocurrido el pasado 14 de febrero en la comunidad La Labranza, en el municipio de Sébaco. Los sospechosos fueron detenidos en varias ocasiones durante las investigaciones policiales que duraron casi 10 meses.

La titular del Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias de Matagalpa, María Josefina Vásquez Carrasco, admitió la acusación y decretó la medida cautelar de prisión preventiva en contra de los acusados: Leo Leiva Rayo, de 30 años; José Ángel Escoto Rocha, de 25; Nicolás Velásquez Rocha, de 49; Marcos Rocha Soza y Noel Rocha Sequeira, los dos últimos de edades imprecisas.

Durante la audiencia preliminar, Arnoldo Escoto Flores, padre de la víctima, acusó a familiares de los detenidos de amenazarlo de “muerte”, lo que Vásquez también consideró al momento de dictar la prisión preventiva contra los procesados.

DESPUÉS DE FIESTA

El fiscal auxiliar, Walter Urbina, señaló que el crimen ocurrió después de una fiesta de cumpleaños en la casa de Lilliam Sequeira, en La Labranza, a la que asistieron los cinco acusados y Escoto Ortiz.

Los acusados se fueron de la fiesta y en un camino, 500 metros al este de la escuela de la localidad, esperaron a Escoto Ortiz, lo rodearon y presuntamente Leiva Rayo y Escoto Rocha lo sujetaron de las manos mientras los otros seguían rodeándolo. Luego, Velásquez Rocha sacó un revólver calibre 22 y por la espalda le asestó tres disparos que le causaron la muerte.

El cadáver fue encontrado a las 7:00 a.m. del día siguiente por estudiantes que iban a la escuela, en un barranco junto al camino y a la par de un cerco de alambres con púas, informó la Policía en aquella ocasión.

CONFLICTO POR PROPIEDAD

Mientras que el fiscal Urbina dijo que había rencillas suscitadas por un conflicto de propiedad entre familiares de los acusados y la víctima, lo que negó Abraham Martínez, defensor particular de Leiva Rayo y Escoto Rocha.

Martínez alegó en la audiencia que sus dos representados habían sido detenidos cuatro veces por la Policía, instancia en la que “esta defensa ha logrado demostrar la no participación de estos (dos) acusados en los hechos”.

Los otros tres acusados son representados en el proceso por la defensora pública Gloria García.

[/vc_wp_text]

Facebook Comments