Cuatro-anuncios-Mosaico

En algunas zonas productores sembraron y ya hay pérdidas, hay otros que aún esperan

Por Lucydalia Baca, Ramón Villarreal, Saúl Martínez y Roberto Mora

LA PRENSA, 01 de junio de 2015

Las próximas dos semanas serán decisivas para el sector agropecuario que continúa a la espera de la instalación de la temporada lluviosa para arrancar con la siembra del ciclo agrícola 2015-2016.

En Estelí, según la UNAG, ya se está agotando el agua, mientras el alimento para el ganado estaba garantizado hasta abril. LA PRENSA/ R. MORA
En Estelí, según la UNAG, ya se está agotando el agua, mientras el alimento para el ganado estaba garantizado hasta abril. LA PRENSA/ R. MORA

Hace algunas semanas el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) proyectó el establecimiento del invierno para el 20 de mayo. Luego confirmó que las probabilidades de instalación del fenómeno de El Niño habían crecido, por lo que las precipitaciones serán deficitarias.

“Lo único que podemos hacer es esperar que llueva, si sembramos en seco perdemos todo. Tenemos que esperar, todavía tenemos los primeros 15 días de junio para empezar la siembra”, dijo Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG).Charlys

De no instalarse la temporada lluviosa antes del 15 de junio, según Fiallos, “solo quedará rezar”, ya que sería indicio de que la sequía retrasará el ciclo productivo, como ocurrió el año pasado, cuando la siembra del subciclo de primera, principalmente en las comunidades del Corredor Seco, se perdió y en otras zonas se retrasó tanto que se juntó con la del subciclo de postrera y esta con la de apante.

Tradicionalmente la siembra de primera está centrada en los granos básicos (maíz y arroz secano y frijol en menor cantidad). Fiallos considera que es mejor no hacer proyecciones en cuanto a áreas de siembra, ya que los productores no pueden arriesgar su inversión.

Mientras tanto, los ganaderos de la zona del Pacífico agotan sus reservas de alimento y de no iniciar las lluvias deben considerar el traslado de sus reses a la zona del Caribe del país, “donde el buen invierno del año pasado permitió almacenar buenas reservas de alimentos”, dijo Fiallos.

EN RIVAS ESPERAN AGUA

En Rivas ni siquiera se han “rifado” a arar la tierra para el cultivo de granos básicos por la falta de lluvia y nadie quiere arriesgarse a sembrar hasta que el invierno inicie, explicó Santos Nicoya Bonilla, presidente departamental de la UNAG en esa zona.

De acuerdo con Nicoya, en este departamento tradicionalmente se cosechan en primera entre 5,000 y 6,000 manzanas de maíz; entre 1,000 y 2,000 manzanas de frijoles e igual cantidad de arroz.

Explicó que otro sector afectado es el de los plataneros, pues tienen serios problemas con la irrigación de sus chagüites “y ya hay casos donde el platanero tiene que regar solo una parte y dejar perder la otra. También el plátano sin lluvia y sin riego pierde calidad y eso le causa pérdidas al productor”.

Carlos Ulises Chavarría, gerente de la Asociación de Plataneros de Rivas (Aplari), reconoció que este sector, que cultiva unas diez mil manzanas de plátanos, tiene problema con el riego por falta de agua.

Dijo que por la sequía no se están renovando los cultivos de plátanos “no se ha vendido semilla y como van las cosas en este mes de junio el producto estará más escaso y lo más probable es que suba de precio”.

De no comenzar a llover pronto, otro que va a sufrir las consecuencias de la sequía es el sector ganadero, porque ya casi no hay pasto.

DESESPERADOS EN ESTELÍ

En diferentes trayectos hacia las comunidades de Estelí, las tierras ya están aradas y preparadas para la siembra. El presidente de la UNAG en el departamento, Justo Pastor Mendoza, aseguró que existe mucha incertidumbre entre los productores.

“Ahorita la gente está manos arriba, solo en espera de que se establezcan las lluvias”, dijo el presidente de la UNAG, instancia que aglutina a más de dos mil productores en este departamento.

El directivo de la Asociación de Productores de Estelí y presidente de Faganic, Salvador Castillo, indicó que los pronósticos no son alentadores y se espera una deficiencia de lluvias que afectaría principalmente al Corredor Seco.

Según Castillo, en algunas comunidades como El Naranjo, del municipio de Estelí, ya se secaron los pozos, no hay agua y algunos productores están llevando a aguar el ganado a las quebradas y ríos, lo que desgasta a los animales.

Agregó que el Gobierno es el responsable de dar respuesta ante este tipo de situación y hasta el momento no se conoce ningún plan de mitigación ni acciones para enfrentar lo que pueda venir.

PREOCUPADOS EN OCCIDENTE

La desesperación ronda a los productores chinandeganos por la falta de lluvia y hasta la fecha se estima que ochocientas manzanas de maíz se han perdido. Las lluvias han sido pocas, esporádicas y persiste el calor.

La pequeña productora Blanca Betanco refirió que para el 10 de mayo sembró frijol y maíz en la zona arriba de la comarca La Grecia y dijo que urge la lluvia.

Mariano Laguna, presidente municipal de la UNAG, dijo que “nos han reportado en siembras de maíz, ochocientas manzanas perdidas. La gran esperanza es que iba a llover, pero ahora hay zozobra”. Siete mil quinientas manzanas de maíz era lo estimado en la siembra de primera. Para la postrera se planeaba veinte mil manzanas de ese mismo producto.

Comenta esta noticia