Jinotega: Tres sobrevivieron masacre en San José de Bocay

Cuatro anuncios

Dos niños habrían sido torturados por sujetos que se hicieron pasar por miembros del Ejército

Por Luis Eduardo Martínez y Sara Ruiz, LA PRENSA, 12 de mayo de 2015

Antes de matar a una mujer embarazada y a tres hijas de esta, en Aguas Calientes de Dhaka, tres hombres armados que se hacían pasar como soldados del Ejército también torturaron a otros dos niños e hirieron de bala al esposo y padre de las víctimas, confirmó la Policía de Jinotega.

Ubicación de Ayapal. Infográfico LA PRENSA
Ubicación de Ayapal. Infográfico LA PRENSA

Las autoridades policiales indagan cuál pudo ser el móvil de la masacre en contra de la familia de Moisés Calderón Calderón, de 34 años, quien llegó herido de bala a denunciar el caso ante la Policía en el caserío de Ayapal, a cuarenta kilómetros de la cabecera municipal de San José de Bocay, departamento de Jinotega.

Marlene Peralta Pérez, de 30 años, esposa de Calderón, así como las hijas de ambos, identificadas como Mariela Azucena, Lexis Milexis y Lis Marlin Calderón Peralta, de 9, 7 y 5 años, respectivamente, murieron baleadas por los armados.

En tanto, Calderón y sus otros hijos Jessica Oneyda y Elvis Alexander Calderón Peralta, de 11 y 10 años, sobrevivieron a la masacre pero sufrieron lesiones.

Aguas Calientes de Dhaka está a cincuenta kilómetros al noreste de Ayapal y solo es posible llegar caminando por el accidentado territorio que forma parte de la Reserva Biosfera de Bosawas.

Calderón habría reconocido a los asesinos de su familia, pero la Policía se reservó las identidades de estos para no entorpecer las investigaciones.

A través de un boletín suministrado este lunes 11 de mayo, la Secretaría Ejecutiva de la Policía en Jinotega confirmó que tres hombres con ropas oscuras y armados con dos escopetas y un fusil AK, llegaron la madrugada del sábado a la casa de Calderón, doscientos metros al sur de la iglesia Mansión Gloriosa, en Aguas Calientes de Dhaka.

Los armados le gritaron a Calderón que eran del Ejército y que querían hablar con él, increpándole para que saliera de la vivienda.

Según el informe policial, Calderón se asomó por una rendija y detectó que los hombres estaban parapetados tras unos árboles y que no eran militares, por lo que él decidió salir por la puerta trasera y ocultarse a cierta distancia.

Mientras tanto, los armados derribaron la puerta principal de la casa y sacaron a Peralta y a sus cinco hijos.

Al conocer del caso, agentes policiales y tropas del Ejército salieron el domingo hacia Aguas Calientes de Dhaka para realizar las respectivas investigaciones.

TORTURABAN A DOS NIÑAS

Moisés Calderón Calderón dijo a la Policía que los armados empezaron a “torturar” a Jessica y Elvis, por lo que él buscó posicionarse mejor y disparó contra los agresores, logrando que los niños escaparan de la tortura.

Sin embargo, los armados dispararon contra el resto de la familia matando a Marlene Peralta Pérez quien estaba embarazada y a las niñas más pequeñas.

Aunque resultó con heridas de bala en una pierna y en un brazo, Calderón logró caminar hasta Ayapal.

Mosaico CSI

Somos una organización comunicacional líder en audiencia, alcances e incidencia. Somos la principal y más confiable fuente de información.