Huyó de paramilitares en Matagalpa y juega futbol en España

Hansel Miranda vive en Los Santos desde finales de julio y espera los papeles para trabajar aquí y jugar al futbol en el club La Estrella

Hansel Miranda
Hansel Miranda en un entrenamiento. Foto Lucio Polves | HOY

Lucio Poves | Hoy, Diario de Extremadura | LOS SANTOS DE MAIMONA

Hansel Miranda se ha dado a conocer en Los Santos de Maimona como jugador del equipo de fútbol de la U.C. La Estrella –Primera división extremeña– en los partidos de pretemporada. Sin embargo, por su condición de extranjero no puede fichar por el club. ¿Pero, qué historia hay detrás de este centrocampista de 24 años que tan buenas impresiones está dejando en la afición de Los Santos?

La historia arranca en los disturbios que está viviendo Nicaragua, su país de origen, donde la represión del Gobierno está acabando con la vida de muchas personas.

«Yo he abandonado mi país porque es un riesgo estar allí y temo esa represión; como muchos nicaragüenses me he manifestado en contra del Gobierno, que va en contra de su pueblo, y por eso temo que los paramilitares puedan ir a mi casa, agarrarme y declararme enemigo del Gobierno., llevarme preso o quién sabe si no matarme. Ya he visto morir a jóvenes amigos míos estudiantes y temo que a mí me pueda pasar algo igual», declara.

En su país natal estudiaba Administración de Empresas y participaba en manifestaciones

Hansel vivía en Matagalpa, una ciudad al norte de la capital Managua en la que residen unos 150,000 habitantes, y participó en manifestaciones y concentraciones, como muchos de sus compañeros estudiantes. Él cursaba allí Administración de Empresas.

«La situación en el país es un caos porque hay una verdadera guerra entre el gobierno y el pueblo, sus estudiantes y las familias».

Por eso, el pasado 21 de julio Hansel tomó un avión y se vino a España. Salió como turista y entró en nuestro país también con el visado de turista. El día 23 ya estaba en Los Santos de Maimona.

«Mi madre lleva aquí en Los Santos más de siete años trabajando como cuidadora de personas mayores, y yo he venido en régimen de turista. Espero que, al menos por unos meses o un año, me den algunos papeles para poder residir en España, trabajar o estudiar y hacer una vida normal de manera regular», explica Hansel Miranda.

Se ha alquilado una pequeña casa y aquí ha comenzado una vida que, de momento, le va bien.

Puertas abiertas

«Lo primero que hice fue preguntar si había equipo de fútbol, porque he jugado en un club de mi ciudad en la Segunda división de allí, y así fue como parlamenté con el presidente de la Estrella Fran Alburquerque y con el entrenador Sabino, quienes me abrieron las puertas de este club después de oír la dramática situación por la que atravesaba. Ellos me acogieron muy bien, y los jugadores de igual manera desde el primer día en que me puse a entrenar con el equipo. Ya he jugado tres partidos de pretemporada, he hecho amigos dentro y fuera del equipo y estoy muy bien».

Sin embargo, las pretensiones de Hansel no son quedarse por mucho tiempo en España.

«Yo espero que en un año más o menos las cosas se arreglen en Nicaragua y pueda volver al país que amo, donde tengo todas mis raíces: familia, amigos, estudios, mi cartilla sanitaria, mi célula para conducir. Porque Nicaragua es mi país y sus costumbres son muy diferentes a España. Aquí pretendo estar de paso hasta que allí haya paz y estabilidad. Espero que las autoridades españolas me den las facilidades para ello».

De momento Hansel Miranda hará un primer intento por conseguir papeles en el departamento de Extranjería del Ministerio del Interior español.

Permiso de residencia

«Mi madre tiene ya arraigo en España, su documentación en regla -cuenta con el permiso de residencia- y con ella pretendo acudir a las autoridades españolas para que revisen mi situación y me permitan vivir legalmente más allá de los tres meses que me permite hacerlo con mi condición de turista.. Solo quiero eso y, desde aquí, hago un llamamiento para que así sea. De esta manera podría jugar en la Estrella, trabajar en lo que saliera y apartarme por un tiempo de mi país».

Mientras tanto Hansel ha comenzado a conocer el pueblo de Los Santos y a sus gentes, sigue entrenando en el club que tan generosamente lo ha acogido e interesándose a diario por Internet de la situación en Nicaragua.

Facebook Comments