Escasez de agua ya es alarmante

Aguas subterráneas comienzan a agotarse

Por Mabel Calero, LA PRENSA 20 de abril de 2015

Así luce el río Grande de Matagalpa en Molino Norte, al norte de la ciudad, que ha tenido que racionar el abastecimiento de agua potable. LA PRENSA/ LUIS EDUARDO MARTINEZ M.
Así luce el río Grande de Matagalpa en Molino Norte, al norte de la ciudad, que ha tenido que racionar el abastecimiento de agua potable. LA PRENSA/ LUIS EDUARDO MARTINEZ M.

Pese a poseer la mayor cantidad de fuentes de agua dulce de Centroamérica, Nicaragua ya se enfrenta a una crisis extrema del recurso, debido al cambio climático y la falta de reforestación, que cada vez hace menos posible la infiltración de agua en el subsuelo desde donde se abastece el noventa por ciento del país mediante pozos.

Actualmente el país se está dando el lujo de consumir el agua subterránea al igual que los países desarrollados y contaminar las aguas superficiales.

De esta manera aunque haya abundancia de ríos, lagunas y lagos, la contaminación y la deforestación le están quitando el agua a las futuras generaciones.

Mientras tanto, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación advierte que, para el 2050 la crisis de agua puede ser mayor debido al fuerte consumo de este vital líquido para riego.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que el 77 por ciento aproximadamente de los hogares extremadamente pobres carece de agua potable y las zonas con mayor número de enfermedades diarreicas son las que cuentan con menor cobertura del servicio de agua potable.

Para Ruth Selma Herrera, expresidenta ejecutiva de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), la situación del agua está en su punto crítico porque el agua subterránea está escaseando y la afectación se siente con mayor fuerza en la zona norte, central y del Caribe del país.

“Nosotros estamos en una situación crítica podemos llegar a estar peor pero ya estamos en una situación alarmante porque en la mayoría de las ciudades hay escasez de agua, una de las principales causas es que nosotros hemos dejado de usar los ríos, lagos y lagunas como primera fuente. La FAO dice que no debemos acabarnos el agua subterránea porque esa la debemos dejar como la reserva estratégica para el consumo humano, pero nosotros en Nicaragua desde hace muchos años estamos usando la fuente subterránea”, explicó Herrera.

Mientras tanto el especialista Henry González dijo que se debe apostar a la resiliencia en el cambio climático, porque hay una sobreexplotación del recurso, un mal manejo y es necesario fortalecer las políticas públicas en torno al tema del agua potable.

“Desde el punto de vista técnico estamos creyendo en la restauración de la cuenca hidrológica, debemos estar preparados para los cambios climáticos, hay que apostar a la resiliencia para poder hablar de seguridad alimentaria, pero antes hay que hablar de seguridad hídrica”, comentó González.

En la página web de Enacal se anuncia que para el período de enero a abril 2015, la prioridad es garantizar la extracción de 127.6 millones de metros cúbicos (33,712 millones de galones) de agua con la calidad requerida para abastecer a 627,915 familias, pero el desabastecimiento en los barrios es un problema de nunca acabar.

En el barrio Liberia el problema de desabastecimiento de agua  ha sido permanente.   LA PRENSA/ L.VILLAGRA
En el barrio Liberia el problema de desabastecimiento de agua ha sido permanente. LA PRENSA/ L.VILLAGRA
BARRIOS DESABASTECIDOS

En Managua la crisis de agua es un problema que ha venido creciendo con el paso de los años, de tal manera que antes el agua se suspendía por dos horas en el día y ahora hay algunos lugares que solo llega por dos horas a diario, en otros, día de por medio o en los peores casos el agua nunca llega y las llaves han quedado de adorno.

A don Antonio Méndez, del barrio Francisco Meza, todos los días le toca levantarse a las 3:00 a.m. y en medio del sueño llenar tres barriles de agua que le tienen que dar para hacer los quehaceres domésticos, para el baño de ocho personas en su casa y para consumo, pero a él no le llega recibo, pues Enacal lo dejó con cuota fija y mensualmente llegue o no llegue el agua deben pagar 110 córdobas.

“Yo no estoy de acuerdo con la cuota fija, porque con el medidor vos sabés que cuando un tubo se rompa si no detenés la fuga, te va a salir en el recibo y por eso es que hay mucha fuga de agua. Para mí la cuota debe desaparecer, las organizaciones que invierten en las zonas rurales están promoviendo que pongan medidores, la gente está aprendiendo a ahorrar el agua”, expresó Herrera.

DEFORESTACIÓN
Otro problema que ha traído la crisis de agua al país es la deforestación que en Nicaragua supera los 32 mil kilómetros cuadrados, un área mucho mayor que en El Salvador, un país de 21 mil kilómetros cuadrados, lo que está provocando que se sequen aceleradamente las fuentes de agua.
La deforestación ha provocado que durante la estación seca (noviembre-abril) los pozos se sequen, después de un par de años de ser instalados, porque ya hay infiltración de agua en el subsuelo.
AFECTACIÓN POR RIEGO

Por otra parte está la afectación por el riego, la FAO prevé que si no se hace un buen manejo de los recursos hídricos la producción de alimentos podría afectar fuertemente el recurso 35 años más tarde.

“La agricultura es la actividad que requiere de mayor consumo de agua dulce, en esa línea hay que hacer un llamado para que haya un mejor uso del recurso hídrico”, argumentó el especialista Henry González.

Herrera explicó que una alternativa para el riego es crear embalses, que no solo servirían para la agricultura.

PÉRDIDAS DE AGUA POTABLE

A ctualmente las pérdidas por agua potable superan el 58 por ciento y en su mayoría responden a la falta de mantenimiento de la red de distribución que en reiteradas ocasiones Enacal ha dicho que es necesario cambiar porque la tubería está obsoleta.

Para lograr reducir la pérdidas al menos un treinta por ciento, Ruth Selma Herrera calcula que Enacal debe invertir al menos 150 millones de dólares anuales.

También se debe invertir de manera inmediata en la compra de las bombas, equipos, válvulas, pozos y pilas que necesita la empresa para reactivar áreas de servicio paralizadas por equipos dañados.

Se estima que el 45 por ciento de estas conexiones está en mal estado o no paga el servicio.

“En los últimos años Enacal solo ha invertido en pozos, pero la población ha crecido y las fugas son muchas, la tubería debe ser mejorada y ampliada introduciendo manguera flexible”, dijo Herrera.

Pueba-de-cuatro-anuncios2

Facebook Comments