Continúa causa por beatificación de Fray Odorico

Fray Damián Muratori, vice postulador de la causa, está en Italia, recopilando información

Mosaico CSI
23

Montorio Al Vomano
Vista general de Monorio Al Vomano. Ciudad donde nació el Siervo de Dios Fray Odorico D’Andrea. Cortesía Fray Odorico D’Andrea Oficial.

Para recopilar información y documentar más sobre la vida del Siervo de Dios, Fray Odorico D’Andrea, se encuentra en Italia Fray Damián Muratori, vice postulador de la causa de Beatificación del religioso de origen italiano que prestó servicios en Matagalpa y principalmente en la parroquia de San Rafael del Norte, en Jinotega.

José D’Andrea Valeri, conocido después como Fray Odorico, fue de don Antonio D’Andrea y doña Ana Rosa Valeri. Nació en Montorio al Vomano, Italia, el 5 de marzo de 1916. El 26 de septiembre de 1930, después de concluir la primaria, Odorico entró en el Seminario Menor de los Franciscanos en Cittá di Castello.

En 1952 pidió a sus superiores que lo enviaran a la misión franciscana de Nicaragua y el 26 de agosto de 1953 llegó a Nicaragua, estableciéndose en el Convento de la Orden Franciscana Menor, contiguo al actual templo San José de la Parroquia Inmaculado Corazón de María en la Perla del Septentrión.

Meses después, el 20 de febrero de 1954, Fray Odorico llegó a San Rafael del Norte, quedándose ahí hasta que enfermó el 20 de marzo de 1990, cuando fue llevado al Convento en Matagalpa, donde recibió asistencia médica. Ahí murió al mediodía del 22 de marzo y al día siguiente sus restos fueron llevados nuevamente a San Rafael del Norte, donde sus funerales fueron el 26 de marzo en una de sus más importantes obras: la iglesia de El Tepeyac.

En octubre de 2002, fue publicado el decreto que inició la causa de Beatificación y el 17 de octubre de 2006 fueron exhumados sus restos, encontrando su cuerpo incorrupto.

Son incontables los milagros atribuidos a Fray Odorico. Entre los más recientes, la Iglesia confirmó el caso de un niño de 10 años que había perdido totalmente la visión del ojo derecho. Su mamá, de escasos recursos, luego de gastar la última gota de colirio y en contra de las recomendaciones médicas, decidió usar como colirio el agua bendita que había dejado debajo del féretro del padre.

Luego de aproximadamente un mes de oraciones y regaños de parte de los oculistas, se dio el milagro: su hijo había recuperado la visión. Además de las plegarias de la madre, el niño le escribía cartas al padre Odorico.

Sobre la causa de Beatificación, esto ha publicado la Iglesia en sus redes sociales:

“Fray Damián Muratori se encuentra en Italia y ha viajado a Montorio al Vomano, la tierra donde nació el Padre Odorico, y se ha reunido con sus familiares para recopilar testimonios, información y fotografías del Siervo de Dios, al igual ha visitado la ciudad de Morre en Terni. Aquí el Padre Odorico ha construido la primera Iglesia como Sacerdote: La Iglesia de San Andrés Apóstol. (Fray Damián) se ha reunido con miembros aún vivos del consejo Parroquial, quienes siguen desde esa Parroquia el proceso de Beatificación de su antiguo Párroco a quien recuerdan con amor por haber dejado en pie el Templo Parroquial. En ambos lugares se ha presentado el Documental Odorico Hazte Santo, el cual se encuentra ya traducido al Italiano y ha provocado lágrimas y emoción en quienes lo han visto”.

“Esta semana (Fray Damián) viajará a la Oficina de la Congregación para la Causa de los Santos a reunirse con los encargados de las causas de la Orden Franciscana y preparando de esta manera la Visita Ad Limina que hará la Conferencia Episcopal (de Nicaragua) al Papa Francisco en septiembre próximo, donde su Eminencia Cardenal (Leopoldo) Brenes presentará al Papa los avances de la causa de Beatificación. ¡Sigamos orando, Alabado sea Dios!”.

 Pelon Beach

Comments

comments

COMPARTIR
mm
Somos una organización comunicacional líder en audiencia, alcance e incidencia. Somos la principal y más confiable fuente de información.