Comienza a sesionar la Asamblea Constituyente de Maduro

El presidente venezolano pidió una comisión de verdad y justicia para investigar los más de 150 muertos en cuatro meses de protestas contra su gobierno

Asamblea Constituyente
Delcy Rodríguez junto Diosdado Cabello, Cilia Flores y otros asambleístas. (Reuters)

La todopoderosa Asamblea Constituyente de la dictadura de Nicolás Maduro, que se instaló este viernes en Venezuela pese al rechazo internacional y de la oposición, comenzará sus deliberaciones este sábado con la instalación de una comisión que investigará la violencia en las protestas opositoras que estallaron hace cuatro meses y dejaron 153 muertos.

Aunque no asistió a la toma de posesión del viernes, Maduro apareció luego en un acto militar junto con la presidenta de la nueva asamblea, Delcy Rodríguez. “Tenemos Constituyente y con la Constituyente llegará la verdad (…) y la justicia”, dijo el mandatario.

Empezaremos a actuar desde mañana (sábado). No se sorprendan“, aseguró en su discurso Rodríguez, beligerante ex canciller de 48 años, quien tomó juramento como presidenta vestida de rojo, con una bandera venezolana en la mano y la Carta Magna que se va a cambiar.

Con un gran retrato del fallecido ex presidente Hugo Chávez (1999-2013) y del libertador Simón Bolívar, Rodríguez ingresó, con el poderoso dirigente Diosdado Cabello y la primera dama Cilia Flores -también asambleístas-, al salón elíptico del Palacio Legislativo, ante los miembros elegidos y la plana mayor del chavismo.

Este órgano plenipotenciario se instaló sin ser reconocido por una decena de gobiernos latinoamericanos, Estados Unidos y la Unión Europea, y bajo serios cuestionamientos por las acusaciones de “fraude” en la elección el pasado domingo de los 545 asambleístas.

Nicolás Maduro durante acto militar el viernes.
Nicolás Maduro durante acto militar el viernes.

Rodríguez advirtió a los dirigentes de la oposición, calificándolos de “fascistas”, que les llegará la justicia.

“A la derecha violenta: si no toma el camino democrático y de la acción política, se impondrá la justicia”, aseguró.

La Constituyente sesionará, por tiempo indefinido, en el salón elíptico, frente al hemiciclo donde realiza sus debates el Parlamento de mayoría opositora.

Según Maduro, su Constituyente sacará al país petrolero de la profunda crisis económica que agobia a los venezolanos, con una escasez crónica de alimentos y medicinas y una brutal inflación.

Por otra parte, la crisis venezolana será tratada por los cancilleres del Mercosur en Brasil el sábado y por ministros del continente en Perú la semana próxima.

Pese a que 72% de los venezolanos rechaza la Constituyente, según Datanálisis, Maduro sacó adelante su proyecto con el apoyo de los poderes judicial, electoral y militar.

“Más que cambiar la Constitución, el objetivo es gobernar sin límites. Es el mecanismo de autocratización del gobierno (…) su salvavidas”, declaró a AFP el analista Benigno Alarcón.

Aunque Maduro prometió que la nueva Carta Magna será sometida a referendo, la Constituyente tomará decisiones de aplicación inmediata.

Fuente: Infobae/con información de AFP