Comerciante de Sébaco declarado no culpable de homicidio frustrado

Tomó poco tiempo al jurado decidir sobre el caso en el que Milton Úbeda, defensor particular de José Adán Centeno, alegó la figura jurídica de legítima defensa.

COMERCIANTE SÉBACO
José Adán Centeno González (extremo izquierdo) fue declarado no culpable por un jurado. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

Luis Eduardo Martínez M., LA PRENSA

Por unanimidad, con un veredicto de cinco bolas blancas y ninguna negra, un jurado declaró no culpable al comerciante José Adán Centeno González, procesado en Matagalpa por homicidio frustrado en contra de dos hombres y lesiones graves en perjuicio de una adolescente, a quienes hirió de bala en un incidente ocurrido en la ciudad de Sébaco.

Tomó poco tiempo al jurado decidir sobre el caso en el que Milton Úbeda, defensor particular de Centeno, alegó la figura jurídica de legítima defensa.

Según la acusación de la Fiscalía, a las 7:30 p.m. del 10 de marzo de este año, Centeno estaba con su esposa e hija en el tramo de venta de verduras que posee en el mercado viejo, vía principal de Sébaco.

Andaba pistola

Al lugar llegaron en una moto Isaac Antonio Rodríguez Benavides, alias “Black” y Luis Enrique Sánchez Lacayo, apodado “80”. El primero andaba una pistola con la que presuntamente amenazó al comerciante, exigiéndole que le entregara el dinero que tuviera.

Sin embargo, Centeno sacó un revólver calibre 38 que portaba y realizó seis disparos a los hombres de la moto. Dos balazos impactaron a Sánchez y otro a Rodríguez, mientras que otro tiro impactó a Giovania Belén Soza Díaz, de 16 años, quien en ese momento, junto con otras tres personas, viajaba como pasajera de una mototaxi que al momento circulaba frente al lugar.

Heridos de bala, Sánchez y Rodríguez, de 19 y 24 años, respectivamente, huyeron en la moto, mientras que la adolescente fue llevada al centro de salud de Sébaco.

Comenzó a disparar

En sus alegatos finales, la fiscal auxiliar Norma Sabrina Estrada recordó al jurado que durante la etapa probatoria del juicio, Rodríguez declaró “que él no llevaba arma, que solo se paró enfrente (del tramo de verduras) y que al verlo, el señor (Centeno) le comenzó a disparar”.

Sin embargo, el defensor Úbeda insistió en la legítima defensa y el propio Centeno, antes que el jurado fuera a deliberar, declaró: “es duro, porque tenía a mi niña en mis piernas cuando llegaron ellos (Rodríguez y Sánchez), se pararon y me dice uno: ‘dame todo porque te voy a matar’. Mi niña lo quedó viendo a la cara, fue cuando le agaché la cara, me hice para atrás y actué… espero en Dios que (ustedes, del Jurado), tomen una buena decisión”.

Mosaico CSI

Somos una organización comunicacional líder en audiencia, alcances e incidencia. Somos la principal y más confiable fuente de información.