Tres muertes el fin de semana en Matagalpa

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

Un niño de 10 años murió por sumersión; mientras que una mujer falleció en un accidente vial y un joven fue ultimado a balazos, este fin de semana en municipios diferentes del departamento de Matagalpa.

Deylin Omar Tórrez Aráuz, de 10 años, estaba pescando al mediodía del sábado 25 de marzo en el lugar conocido como Poza Redonda, en la comunidad El Jinete del municipio de San Ramón.

La Policía que desde julio de 2016 mantiene una política de bloqueo y censura informativa en Matagalpa, no ha brindado reportes sobre el caso.

Sin embargo, trascendió que presuntamente el niño cayó al agua golpeándose la cabeza en unas piedras y murió ahogado. Agentes policiales fueron al sitio a investigar.

Comerciante murió en accidente

KuskawásMientras tanto, la comerciante Jorlene Pineda, de 27 años, murió al pasarle encima las llantas de una camioneta en la que iba y desde la cual se lanzó cuando el vehículo iba en reversa en una pendiente de la comunidad San Antonio de Kuskawás en el municipio de Rancho Grande, Matagalpa.

Pineda volvía de comprar frijol en Kuskawás y viajaba junto a dos hombres en la tina de la camioneta, mientras el conductor iba solo en la cabina. La identidad de ellos no fue precisada debido a la censura policial.

El vehículo no subió la pendiente y de pronto comenzó la marcha en reversa. La comerciante asustada se lanzó del vehículo, pero cayó sobre la vía y una llanta le pasó sobre la cabeza, provocándole la muerte inmediata.

Según informes extraoficiales, el conductor pudo controlar la marcha y detener el vehículo, resultando ilesos los ocupantes masculinos.

Con la comerciante Pineda, al menos 22 personas han muerto este año a causa de accidentes viales en los 15 municipios que atiende la jefatura departamental de la Policía en Matagalpa, incluyendo a Paiwas, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur y Waslala en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

Baleado por quesero

En circunstancias que la Policía está investigando, el joven de 18 años identificado extraoficialmente como Yelvin Ochoa, murió tras recibir un balazo que en el pecho le asestó presuntamente un hombre llamado Cruz Úbeda en la comunidad de Cerro Colorado, en el municipio de Matiguás.

Él crimen ocurrió la noche del sábado y el sospechoso, quien es productor de queso, huyó del sitio, sin embargo, habría sido detenido este domingo 26 de marzo en el vecino municipio de Río Blanco, Matagalpa.

[/vc_wp_text]

Facebook Comments