Sicarios cortan cabeza para reclamar pago

[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[vc_wp_text]

Los acusados Johnny Mairena y Mayron Navarrete (tercero y cuarto en la fila, respectivamente). LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.
Los acusados Johnny Mairena y Mayron Navarrete (tercero y cuarto en la fila, respectivamente). LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

En las celdas preventivas de la unidad departamental de la Policía de Matagalpa se encuentran dos acusados por el asesinato de Reynerio Zamora Pérez, a quien mataron a balazos y luego decapitaron para llevarle la cabeza a otro hombre que presuntamente les pagaría 200,000 córdobas por ejecutar el crimen en el municipio de Waslala, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

Johnny Jonathan Mairena Castillo, de 34 años y Mayron Antonio Navarrete Tórrez, de 33, deben cumplir con la medida cautelar de prisión preventiva ordenada en su contra por una juez de Matagalpa.Charlys-guia

Mientras tanto, Harvin Antonio Navarrete Martínez, de 33 años; Francisco Raúl Mairena Castillo, de 36 y Armando Antonio Martínez Méndez, de 30, todos originarios del departamento de Jinotega, continúan siendo buscados por la Policía como presuntos implicados en el asesinato.

Según la acusación presentada por la Fiscalía, el 25 de mayo recién pasado, Navarrete Martínez estaba en la comunidad El Guayabo Resbalón en Siuna, desde donde llamó “y contrató” telefónicamente a los hermanos Johnny y Francisco Raúl Mairena, y a Armando Martínez para que mataran a Zamora.

El “encargo” presuntamente fue porque un hijo de Zamora, identificado en la acusación como Gerson Zamora Sequeira, fue quien presuntamente mató a Fermín Navarrete, en 2012, en la comunidad San Isidro Silvi, en Siuna, Caribe Norte.

PIDEN CABEZA PARA PAGAR

Los sicarios obtendrían 200,000 córdobas por matar a Zamora, sin embargo “para pagarles deberían enviarle la cabeza de la víctima”, refiere la acusación sostenida en la audiencia preliminar por el fiscal auxiliar Walter Urbina.

Los acusados se reunieron en la casa de Francisco Raúl, en una comunidad rural de Jinotega, para planificar el crimen y posteriormente mandaron mensajes de texto a Zamora, simulando que una mujer llamada “Jaqueline” quería verlo en una finca, en la comunidad El Chile del municipio de Waslala.

Zamora acudió a la cita para verse con “Jaqueline” a las 9:00 de la mañana del 26 de mayo reciente, en el sector de Puertas Rojas, en El Chile, pero ahí estaban ocultos los hermanos Mairena con Martínez Méndez.

Johnny Jonathan sacó una pistola Makarov y a tres metros de distancia asestó tres balazos en el tórax a Zamora. Posteriormente Francisco Raúl lo arrastró siete metros hasta una zanja, apropiándose de una mochila con varios objetos, incluyendo un revólver calibre 3.57 y un anillo. Mientras que Martínez Méndez utilizó un cuchillo para cortarle la cabeza a Zamora y luego la introdujo en una bolsa plástica.

ENTREGAN CABEZA Y ANILLO

Los tres hombres huyeron por veredas entre las montañas hasta llegar, el 27 de mayo, a la comunidad Las Brisas, en el municipio matagalpino de Rancho Grande.

De acuerdo con el plan —refiere la acusación— Navarrete Tórrez llegó en un vehículo hasta Las Brisas, donde los asesinos le entregaron la cabeza de Zamora, así como el anillo y la pistola que le habían quitado a su víctima.

    Piden valoración

    Harvin Antonio Navarrete Martínez fue acusado como autor intelectual; mientras que los hermanos Johnny Jonathan y Francisco Raúl Mairena Castillo, así como Armando Antonio Martínez Méndez, fueron señalados como autores directos.

    Freddy Rizo, defensor de Mayron Antonio Navarrete Tórrez y Johnny Mairena Castillo –únicos detenidos hasta ahora— no se opuso a la acusación de la Fiscalía y pidió que sus representados sean valorados por un forense porque dicen estar enfermos.

 

[/vc_wp_text]

Facebook Comments