Sepultan a madre e hija en Rancho Grande, Matagalpa

Murieron electrocutadas al tocar unos alambres de púas que estaban electrizados en el perímetro de una escuela

Rancho Grande Matagalpa funerales
Griselda Castro Orozco y su hija de 9 años fueron sepultadas este miércoles 29 de septiembre en Racho Grande, Matagalpa. © Mosaico CSI | Cortesía

Aun consternados, familiares y amistades participaron este miércoles 29 de septiembre, en los funerales de Griselda Castro Orozco, de 32 años, y su hija Yohaira Zeas Castro, de 9 años, quienes murieron electrocutadas al tocar accidentalmente una cerca de alambre de púas con electricidad, en el perímetro del Centro Escolar José de San Martín en la comunidad Buenos Aires, a 4 kilómetros de la cabecera municipal de Rancho Grande, Matagalpa.

Le puede interesar: El Día Nacional del Abogado y la Abogada en Nicaragua

Las honras fúnebres para madre e hija fueron en el cementerio de la cabecera municipal de Rancho Grande, Matagalpa.

Mientras tanto, varias personas, incluyendo a una maestra de la modalidad multigrados y presuntamente al director del Centro Escolar José de San Martín, así como varios padres de familia, estuvieron retenidos, aunque este miércoles habrían sido liberados por la Policía, señalaron fuentes comunitarias.

También puede leer: Obispo de Matagalpa: Nicaragüenses urgen “libertad interior”

Ante la tragedia, pobladores de la zona cuestionan por qué había cerca eléctrica en la escuela, poniendo en riesgo a los estudiantes; pero, de manera extraoficial, ha trascendido que fue una decisión consensuada entre autoridades del centro escolar y padres de familia, ante los constantes robos de la merienda escolar.

Pobladores de la zona sostienen que los padres de familia enviaron cartas y presuntamente obtuvieron el permiso de la delegación municipal del Ministerio de Educación en Rancho Grande, Matagalpa, para poner las cercas eléctricas.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

La Policía, que llegó a averiguar el caso, sigue sin brindar información oficial.

De acuerdo con los reportes extraoficiales, Castro Orozco y su hija iban a una finca cercana a cortar café, pero, tratando de evitar el lodo en el camino, una de ellas agarró el alambre de púas en la cerca electrizada.

Al sujetar la línea de alambre y quedar pegada, la otra quiso ayudarle y ambas murieron electrocutadas, apunta la versión extraoficial.

Facebook Comments