Reportan como desaparecido al excarcelado Alfonso Morazán

Secuestrado el 22 de octubre de 2018, el exmilitar había sido excarcelado el 30 de mayo de 2019

Excarcelado desaparecido
La foto que difundieron hijos del excarcelado Alfonso Morazán. MOSAICO CSI | Cortesía

El excarcelado político Alfonso José Morazán Castillo, de 59 años, fue reportado como desaparecido por su hijo, el activista Yaser Morazán Flores, quien difundió a través de redes sociales, un mensaje afirmando que desconocen el paradero de su papá desde poco después del mediodía de este viernes 13 de marzo, cuando lo vieron por última vez en Matagalpa.

Le puede interesar: “Caso de los tranques”, la marca en licencia de excarcelado

“Fue visto por última vez el viernes 13 de marzo del 2020, a las 12:50 de la tarde, saliendo de su casa de habitación en Matagalpa” en el barrio Francisco Moreno, al oeste de la ciudad de Matagalpa, explica Yaser en su denuncia pública.

Agrega que “la última vez que fue visto andaba una camisa color azul oscuro, estilo polo, de cuello con bordes color blanco, pantalón de mezclilla color café, zapatillas color café oscuras. Mide 1.65 metros, pesa 130 libras, piel morena, color de cabello negro y ojos café oscuros”.

También puede leer: Matagalpa: La “boda vandálica” de un excarcelado político

Mientras tanto, Yáder Morazán Flores, exempleado del Poder Judicial en Matagalpa y también crítico del régimen orteguista, apuntó en sus redes sociales que “después de esperar más de 24 horas, y revisar en sus cosas personales que no llevó ropa extra, mochila, ni cartera con sus documentos de identificación personal, concluimos que mi papá fue secuestrado nuevamente”.

Morazán Castillo es un militar en retiro que fue secuestrado el 22 de octubre de 2018 en Matagalpa y el mismo día fue trasladado a las cárceles de El Chipote, la tenebrosa Dirección de Auxilio Judicial de la Policía en Managua.

Morazán Castillo fue excarlcelado el 30 de mayo de 2019. En esa ocasión relató que en El Chipote “pasé 55 días en calzoncillo, tirado en una loseta donde los zancudos casi te levantan en el aire, día y noche, sin comida, no me daban el medicamento y hasta me cortaron la visita…”.

“Mis seis hijos están en el exilio, es duro. Y haber luchado tanto tiempo para que hoy no te podás expresar, es una cosa totalmente desagradable, garrafal que ha cometido este señor (Daniel Ortega) contra el pueblo nicaragüense, de verdad le debería dar vergüenza llamarse revolucionario”, expresó Morazán Castillo el día que lo excarcelaron.

A este exmilitar lo acusaron de diversos delitos, pero él asegura que “me detuvieron por andar la bandera azul y blanco… los delitos los inventaron… las armas, inclusive, te las ponen en la Plaza El Sol. Es bien divertido, allá tienen, las mismas armas para unos son las mismas para todos, a unos les ponen menos y a otros les ponen más”.

Tras el triunfo de la Revolución, en 1979, Morazán Castillo fue uno de los fundadores del Ejército Popular Sandinista.

Facebook Comments