Producción en riesgo por pocas lluvias

Cuatro-anuncios-Mosaico
Productores de comunidades de Jinotega aún tienen esperanzas de que situación mejore

Por Sara Ruiz, LA PRENSA, 16 de julio de 2015

Los terrenos donde se ha sembrado el maíz y el frijol se ven áridos con las plantas casi marchitas. Esto ocurre en varias comunidades productoras de San Rafael, La Concordia y el municipio de Jinotega.

Parte de la siembra de frijoles se ha perdido. Los productores están preocupados por la falta de asistencia gubernamental y de momento solo cuentan con el apoyo de ONG. LA PRENSA/S. RUIZ
Parte de la siembra de frijoles se ha perdido. Los productores están preocupados por la falta de asistencia gubernamental y de momento solo cuentan con el apoyo de ONG. LA PRENSA/S. RUIZ

Hay preocupación por las pérdidas de cosechas. Ayer inició la canícula, por lo que los productores están rogando a San Isidro Labrador que salve una parte de las cosechas en las que han invertido tiempo y dinero.

CharlysEn la comunidad de Valerio, municipio de La Concordia, se estima que son ochenta familias con sesenta manzanas de frijoles y maíz perdidas. Yara Zelaya Hernández es una de las productoras más afectadas.

Asegura que ha perdido el treinta por ciento de frijoles y el setenta por ciento de maíz y explicó que en el caso del primer grano no está bien desarrollado y el segundo está casi seco, por lo que quedarán con deudas por los créditos que deben pagar.

PÉRDIDAS PODRÍAN SER TOTALES

Zelaya Hernández, quien también es promotora en su comunidad de un proyecto llamado Fadessan, (Familias que Autogestionan sus Derechos sustentables con énfasis en Seguridad Alimenticia y Nutricional), donde hay otras nueve mujeres involucradas para cultivar, afirmó que si no llueve será una pérdida total.

Algunas de las plantaciones de maíz que estaban luchando por seguir creciendo lo hicieron de manera irregular, otras se han quedado pequeñas, pidiendo a gritos agua.

“El Gobierno nos tiene olvidados, todas las mujeres somos pequeñas productoras y nuestros hijos están en la universidad y el productor campesino vive de la tierra y la agricultura”, dijo Zelaya.

El productor Róger Jirón Rivera comentó que invirtió ocho mil córdobas, por lo que su preocupación es quedarse sin poder pagar ni tener ganancia por sus cosechas.

ABANDONADOS POR GOBIERNO

Mientras más se camina por los terrenos cultivados las pérdidas son más evidentes, como en la comunidad de San Vicente de Coyolito, en donde habita la ingeniera Yaritza Herrera, quien aparte de  trabajar en la comunidad con otros productores, está siendo afectada por la falta de lluvia.

Explicó que entre el 30 y 40 por ciento de las cosechas se han arruinado, pues las semillas no germinaron por la falta de lluvias.

La única organización gubernamental que ha llegado a las comunidades es el INTA, de vez en cuando; sin embargo son las organizaciones no gubernamentales las que se han tomado en serio la preocupación de los productores norteños.

Global-corredores

Facebook Comments