Procesada por asesinato de su pareja en Matagalpa

[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[vc_wp_text]

Nohemí del Carmen Aráuz López, acusada de asesinato. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.
Nohemí del Carmen Aráuz López, acusada de asesinato. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

La titular del Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias de Matagalpa, María Josefina Vásquez, admitió la acusación que el Ministerio Público interpuso en contra de Nohemí del Carmen Aráuz López, por el asesinato de su compañero Mercedes Avilés Pérez, ocurrido el 29 de julio pasado en el municipio de San Ramón.

De acuerdo con la resolución de la juez, la acusada enfrentaría el proceso en libertad, pese a que se trata de un delito grave. Vásquez impuso diversas medidas cautelares contra Nohemí, de 33 años, incluyendo la prohibición de salir del país y visitar lugares donde vendan licor, así como la presentación periódica al Complejo Judicial de Matagalpa y dos fiadores personales que tendrían que pagar 30,000 córdobas cada uno en caso de que la acusada no llegue a futuras audiencias.

La primera presentación de Noemí debe ser el 15 de agosto próximo para enfrentar la audiencia inicial del proceso en el que también fue acusado su hermano Joel Aráuz López, de 21 años, contra quien la judicial emitió una orden de captura porque se encuentra prófugo.

EL CRIMEN

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, la noche del 29 de julio Mercedes Avilés, de 48 años, llegó ebrio y armado con un machete a la casa de su pareja Nohemí Aráuz. Ella salió al patio, Avilés la siguió y la tomó del hombro diciéndole que la iba a matar, por lo que la mujer gritó y en su auxilio llegó su hermano Joel, quien arrebató el machete a su cuñado. Avilés quiso correrse, pero cayó y Joel le asestó dos machetazos, uno lo hirió en el cuello, provocándole la muerte.

Según el relato del fiscal, los hermanos Aráuz envolvieron el cuerpo de Avilés en una hamaca amarilla, llevándolo a la propiedad de José María Icabalceta, donde lo dejaron abandonado. El cadáver fue encontrado la tarde del 1 de agosto en ese sitio.

De acuerdo con la acusación, después de deshacerse del cuerpo, los hermanos Aráuz regresaron a la casa, Nohemí quemó la hamaca y la ropa que ambos vestían, tratando de eliminar las evidencias. Joel botó el machete y huyó de la comunidad.

El fiscal auxiliar Walter Urbina pidió la medida cautelar de prisión preventiva contra Nohemí, considerando la gravedad del delito y el presunto “peligro de evasión” del proceso penal. Sin embargo, Darlin Antonio Obando, defensor particular de Nohemí, alegó en la audiencia que la acusación carece de “imputación objetiva”.

[/vc_wp_text]

Facebook Comments