Prisión contra presunto femicida en Matagalpa

La Fiscalía sostiene que Ilmer Arceda mató a su pareja Yeneth Herrera y luego “simuló” que desconocía el hecho

La titular del Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias y Especializado en Violencia de Género por ministerio de Ley, Maribel del Rosario Parrilla, admitió este lunes 26 de octubre la acusación presentada por la Fiscalía contra Ilmer Omar Arceda, presunto femicida de su pareja Yeneth Avigail Herrera Tórrez, a quien habría asestado una estocada con un arma blanca imprecisa.

Le puede interesar: Árbitra de futbol y maestra en Matagalpa

Además, tras la audiencia preliminar realizada este lunes y a la que no hubo acceso a medios de comunicación, la juez Parrilla dictó la medida cautelar de prisión preventiva contra el presunto femicida y programó la audiencia inicial del proceso para el próximo 5 de noviembre. Sin embargo, familiares del sospechoso y el defensor particular de este, Jaime Gómez García, insistieron en la presunción de inocencia del procesado y denunciaron que este presuntamente ha sido golpeado por la Policía para que admita los hechos.

El crimen contra Herrera sucedió en la madrugada del domingo 18 de octubre recién pasado en el barrio 25 de Abril de Matagalpa; pocas horas después, en una escueta nota de prensa, la Policía dio por esclarecido el caso señalando a Arceda como sospechoso; pero, fue hasta el viernes 23 de octubre que la Fiscalía presentó la acusación y los detalles de esta trascendieron hasta este lunes 26 de octubre, con la realización de la audiencia preliminar.

También puede leer: Obispo de Matagalpa sugiere una “revolución del amor”

12 años juntos

La acusación de la Fiscalía señala que Arceda y Herrera tenían 12 años en relación de hecho estable, tiempo en el que el hombre presuntamente “ejerció diferentes expresiones de violencia” contra ella, sometiéndola con celotipia y repitiéndole frases degradantes.

Incluso, dice la Fiscalía que, en 2015, la pareja fue a un centro recreativo al centro de la ciudad de Matagalpa, Herrera bailó con un amigo y Arceda le asestó una bofetada, hecho por el que ha sido propuesto un testigo.

Supuesto femicida Ilmer Arceda
Ilmer Omar Arceda, presunto femicida de Yeneth Avigail Herrera Tórrez. © MOSAICO CSI | Cortesía

Según el Ministerio Público, la noche del 17 de octubre reciente, la pareja estuvo tomando cervezas en su casa en el barrio 25 de Abril; a las 11:30 p.m. salieron en una moto con placa MT 30076, supuestamente hacia una gasolinera, pero fueron a un bar al centro de la ciudad. Volvieron a su casa aproximadamente a las 2:00 a.m. del domingo 18 de octubre.

Reclamos

Arceda habría reclamado a Herrera por qué bailó con uno de sus amigos, pero ella respondió “que era con una mujer con quien bailaba”, refiere la acusación, agregando que, después, el presunto femicida quería salir de la casa, ella le quitó las llaves de la moto y él se fue caminando por la puerta trasera.

Más tarde, Herrera lo llamó telefónicamente preguntándole dónde estaba y él respondió que en el parque, sostiene la Fiscalía, indicando que la mujer salió a las 2:50 a.m. de su casa para buscarlo.

En la entrada al barrio 25 de Abril, a 200 metros al norte de los semáforos del Instituto Eliseo Picado, Herrera encontró a Arceda, quien, dice la acusación, “con odio y total desprecio” le asestó una puñalada en el pecho.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Arceda se fue del sitio llevándose el arma blanca y “comenzó a caminar por la periferia del lugar del hecho, simulando que desconocía el evento en el que privó de la vida a la víctima, (pero) en ese instante ya había varios vecinos del sector…”, señala el Ministerio Público.

Testigos lo delatan como presunto femicida

En su relato de hechos, la Fiscalía refiere que una quinceañera, a la que propone como testigo, preguntó a Arceda que si era familiar de Herrera y “el acusado, al observar a la víctima de manera fría y sin causarle alguna impresión, la tomó de la mano y le preguntó qué le había pasado, pero ya las personas que se encontraban en el lugar habían llamado a la ambulancia”.

La Fiscalía propone a nueve testigos de cargo, entre familiares de Herrera y vecinos del lugar donde ocurrió el crimen; pero también ofrece las periciales hechas por la Policía y el Instituto de Medicina Legal.

Entre las llamadas “pruebas materiales”, la Fiscalía además ofreció un celular con doble chip que pertenecía a la víctima y que habría sido ocupado al presunto femicida. Los familiares de la pareja creían que ese celular había sido robado a Herrera.

La familia de Arceda ha insistido en que este es inocente. Su mamá, María del Socorro Arceda Cruz sostiene la teoría de que Herrera fue asesinada por desconocidos que le robaron, cuando salió a buscar a su esposo y que este llegó cuando ya había sido atacada.

 

Facebook Comments