Otros tres procesados por crimen contra comerciantes

Acusan a dos que presuntamente encargaron asesinatos y a otro por coautoría material del doble crimen ocurrido hace dos años y medio

[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[vc_wp_text]

COMERCIANTES ASESINADOS
Los comerciantes fueron asesinados y sepultados en una finca en la comunidad Siare. MOSAICO CSI /ARCHIVO L.E. MARTÍNEZ M.

Por un crimen ocurrido hace dos años y medio contra dos comerciantes de Jinotega a quienes asesinaron a machetazos y por el cual dos hombres están cumpliendo condenas, otras tres personas están siendo procesadas en Matagalpa, dos como presuntos autores intelectuales y otro como presunto coautor material.

Sin embargo, la titular del Juzgado Primero Especializado en Violencia de Género en Matagalpa, Ivania Sancho, ordenó al Ministerio Público que sustente y mejore el intercambio de información y pruebas ofrecidas en el proceso contra Isabel Deglis Flores, Juana Paula Jarquín Picado y Denis Antonio Salinas Ochoa, quienes cumplen con la medida cautelar de prisión preventiva.

Flores y Jarquín, según la Fiscalía, presuntamente planificaron y presuntamente pagarían 20,000 córdobas por el asesinato de los comerciantes Kayro José Gutiérrez Tórrez y Ada Julia Morán Guardado, quienes fueron macheteados y sepultados en una finca situada entre las comunidades La Granja y Siare, entre los municipios de Matagalpa y San Ramón.

DOS CONDENADOS

Por el crimen, ejecutado al atardecer del 24 de mayo de 2014, los hermanos Wilmer Villegas Hernández y José Luis Cornejo Villegas fueron procesados y condenados en tribunales diferentes, porque la Fiscalía acusó por separado los delitos de femicidio contra Morán y asesinato contra Gutiérrez.

Cornejo Villegas se declaró culpable en ambos procesos. Por femicidio, la juez Sancho lo condenó a 33 años y tres meses de prisión. En tanto, por asesinato, la titular del Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias, Josefina Vásquez, lo sentenció a 25 años de prisión. Además, cuando fue detenido el 31 de mayo de 2014, Cornejo portaba una pistola ilegal y fue sentenciado a 9 meses de prisión y 35 días de multa por un juez Local Penal.

Mientras que Villegas Hernández fue declarado culpable por un Jurado en el proceso por asesinato y el Juez Segundo de Distrito Penal de Juicios, Bernardo Morales, lo condenó a 25 años de prisión. Mientras que en el proceso por femicidio se declaró culpable y Sancho lo sentenció a 33 años y tres meses de prisión.

CELOS Y ENVIDIA

Meses después, estando preso y asistido por un abogado en el Sistema Penitenciario de Waswalí, Cornejo Villegas relató a la Policía que el asesinato de los comerciantes fue por presunto encargo de Flores y Jarquín; mientras que Salinas y un desconocido habrían participado también como autores materiales del crimen.

Flores y Morán eran pareja y según la Fiscalía, él la celaba con otros comerciantes de verduras y principalmente con Gutiérrez. Mientras que Jarquín es hermana de un hombre que antes fue pareja de Morán y, dedicándose también al comercio de verduras, presuntamente estaba molesta porque su excuñada tenía mejores relaciones comerciales.

De manera que Flores y Jarquín presuntamente planificaron matar a Gutiérrez y Morán, contactando a Cornejo Villegas para que cometiera el crimen y este contactó a su hermano, a Salinas y a otro desconocido.

Entre los medios probatorios, la Fiscalía y el acusador particular Darlin Antonio Obando, ofrecieron las declaraciones de 16 testigos civiles, el testimonio de varios investigadores policiales y de un forense, así como un análisis de llamadas telefónicas y mensajes de texto entrantes y salientes entre los números que usaban los presuntos implicados en el período comprendido entre el 1 de enero y el 1 de junio de 2014.

 

[/vc_wp_text]

Facebook Comments