Obispo regresa a labores pastorales en Matagalpa

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos estuvo refugiado más de 72 horas en una parroquia en Managua, donde inició un ayuno indefinido

Obispo rodeado de Policias
La Policía dispuso patrullas en las inmediaciones de la Residencia Episcopal en Matagalpa. © Mosaico CSI | Cortesía

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí, regresó la mañana de este lunes 23 de mayo a la Residencia Episcopal en pleno centro de la ciudad de Matagalpa, después de haber estado refugiado durante más de 72 horas en la Parroquia Santo Cristo de Las Colinas en Managua.

Le puede interesar: Obispo de Matagalpa celebra misa solo en Managua

“Ya está en la Curia, ya está en Matagalpa… solo puedo decir que estoy alegre”, confió una fuente eclesiástica a Mosaico CSI, indicando que el obispo retomará sus actividades pastorales en las Diócesis de Matagalpa y Estelí, esta última comprende a los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia.

En Matagalpa, la Policía dispuso de patrullas en los alrededores de la Residencia Episcopal desde la acera frente a la delegación departamental del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, y en la calle hacia el este, frente a las oficinas de Cáritas Diocesanas.

Debido al hostigamiento policial que el jueves 19 de mayo alcanzó al círculo familiar de monseñor Álvarez en Managua, este decidió refugiarse esa noche en la Parroquia Santo Cristo de Las Colinas, donde inició una jornada de ayuno y oración al que se sumaron feligreses en todas las parroquias de la Diócesis de Matagalpa.

Monseñor Carlos Avilés, titular de la Parroquia Santo Cristo de Las Colinas y Vicario General de la Arquidiócesis de Managua, confirmó a medios de comunicación que la Policía se retiró de las inmediaciones de ese templo y que monseñor Álvarez regresó a Matagalpa.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

El obispo destaca por sus frecuentes visitas pastorales a cada parroquia de las Diócesis que atiende. En Matagalpa ha visitado cada una de las 630 comunidades rurales que comprende la jurisdicción eclesiástica.

De momento, sigue sin trascender si monseñor Álvarez mantendrá la jornada de ayuno, el cual inicialmente dijo que era para que la Policía respete su círculo privado familiar.

En desarrollo

 

Facebook Comments