Obispo: “Nos estamos jugando el futuro del país”

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos abogó por una “recomposición del espectro político y porque, quienes hacen las leyes, escuchen “con humildad” al pueblo

Obispo de Matagalpa
Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa. © MOSAICO CSI | ARCHIVO | LUIS EDUARDO MARTÍNEZ M.

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, consideró que “Nicaragua está viviendo un momento muy complejo y delicado”, por lo que llamó a los actores políticos del país a que piensen en el bien común y, a los legisladores, a que no causen más fracturas sociales, como algunos expertos consideran que provocarían las iniciativas de ley promovidas la semana pasada por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Le puede interesar leer: Obispo de Matagalpa: Un nuevo país debe ser incluyente

Una de esas iniciativas pretende establecer la pena de “cadena perpetua” en el país para quienes cometan lo que el régimen califique como “crímenes de odio”. Otra iniciativa es para regular a “agentes extranjeros” y la tercera es la iniciativa de Ley contra los “ciberdelitos”.

En una conferencia de prensa posterior a la misa que presidió este domingo 4 de octubre en la catedral San Pedro Apóstol de Matagalpa –por primera vez con presencia de fieles, después de un poco más de seis meses en cuarentena por la Covid-19–, el obispo expresó que el pueblo es el soberano, de donde emana el poder político, por eso pienso que los responsables de hacer las leyes tienen que escuchar con humildad al pueblo y conocer de cerca sus necesidades”.

Además puede leer: Hallan cadáveres en Matagalpa y Jinotega

“Nicaragua está viviendo un momento muy complejo y delicado en el que nos estamos jugando el futuro del país, por lo tanto, pienso igualmente que, a la hora de presentar propuestas de leyes, los actores políticos tienen que tomar en cuenta que no deberían de causar mayor fractura social de la que ya existe, y legislar pensando en el bien común, en el bien, particularmente, de los más desfavorecidos, de los más vulnerables, y apegados a la Constitución”, agregó monseñor Álvarez.

Respecto de la iniciativa de ley sobre ciberdelitos, el jerarca católico opinó que “efectivamente existe una delincuencia internacional”, por la que consideró que “los estados tendrían que estar comprometidos con regular dicha situación; sin embargo, debe el Estado tener mucho cuidado en no lastimar las libertades fundamentales y los derechos humanos universales, como es el derecho a informar con veracidad y el derecho a expresar libremente nuestros pensamientos”.

Distintos sectores, incluyendo a los periodistas independientes del país, han calificado a esa iniciativa de ley de ciberdelitos como una “iniciativa de ley del bozal”.

Agentes extranjeros

La Iglesia Católica tiene un brazo social con Cáritas Diocesanas, la cual recibe apoyo de diversas organizaciones eclesiales extranjeras, por lo que también sería afectada directamente con la iniciativa de ley de agentes extranjeros.

Según monseñor Álvarez, la iglesia siempre, a través de la historia, ha ejercido una labor humanitaria y evangélica, promoviendo la cooperación y la promoción humana y social hacia los más pobres y, en ese sentido, nosotros efectivamente recibimos donaciones, no sólo de personas nicaragüenses, sino también de organismos eclesiales de otros países, de tal forma pues, que toda la ayuda que la iglesia recibe, particularmente a través de las Cáritas, va siempre encomendada para promover humanamente a la persona”.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

A través de ese tipo de donaciones, las 28 parroquias de la Diócesis, que entraron en una cuarentena voluntaria desde el 22 de marzo pasado, han entregado paquetes con productos básicos a personas en condiciones de pobreza alta.

El obispo aseguró que en los últimos meses han entregado aproximadamente 12,000 paquetes básicos, aportes que seguirán dando “si no tenemos dificultades para que las ayudas de estos organismos continúen viniendo”.

Asimismo, monseñor Álvarez consideró que “el pueblo espera una recomposición del espectro político, donde lo que prevalezca sea una visión de nación y donde se eviten intereses particulares, personales, de grupos, y donde se evite cualquier recetario externo a nuestra nicaraguanidad e idiosincrasia”.

Lamenta aglomeraciones

Siguiendo un estricto protocolo para prevenir contagios de la Covid-19, la iglesia católica reanudó las misas con presencia de fieles. En el caso de Matagalpa, algunas de las 28 parroquias de la Diócesis, lo hicieron después de las 5:00 p.m. del sábado 3 de octubre.

Por disposición de la Diócesis, las misas sabatinas, después de las 5:00 p.m., tendrán carácter litúrgico dominical y estarán dirigidas principalmente a mayores de 60 años.

Además: Desborda el Río Grande de Matagalpa

De acuerdo con el obispo de Matagalpa, médicos independientes le han informado que, si bien ha descendido la curva de contagios con el coronavirus, “nos alertan, porque nos expresan que en cualquier momento podría darse un rebrote. Ya se ha comenzado a hablar de la posibilidad de que puede ser en noviembre o en diciembre, por esa razón, nosotros tenemos que estar siempre precavidos”.

“El virus no se ha ido, el virus está entre nosotros, sólo que estamos también aprendiendo a convivir con él y a empezar aprender a vivir en una especie de mundo pos covid-19; y por otro lado, siempre es una tristeza y es muy lamentable que se sigan promoviendo aglomeraciones, que se sigan promoviendo actividades masivas en los diversos lugares de los municipios, de los departamentos, porque esto es precisamente un caldo muy seguro para la propagación del virus”, dijo el obispo Álvarez.

 

Facebook Comments