Obispo: Nicaragua necesita políticos que oigan al pueblo

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos insistió en que los políticos que “han dejado una pésima herencia”, deben dar lugar a la nueva generación de “pensamientos frescos"

Obispo Álvarez 26 de julio
Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa, © MOSAICO CSI | Gentileza de Diócesis de Matagalpa

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, lamentó que en Nicaragua haya políticos que vean al país como “un botín”, e insistió en que los políticos que “han dejado una pésima herencia”, deben dar lugar a la nueva generación de “pensamientos frescos” y que estos escuchen al pueblo.

Le puede interesar: Steven y su papá reciben apoyo

Refiriéndose al tesoro de una de las parábolas contenidas en el Evangelio de este domingo 26 de julio, el obispo de Matagalpa aseguró que Cristo camina junto a los nicaragüenses, pero también Cristo “es nuestra perla fina y Él es nuestro tesoro”.

Durante la homilía en la catedral San Pedro Apóstol sin presencia de feligreses, pero, con una Bandera Nacional en un extremo del altar, monseñor Álvarez señaló que “en Nicaragua hay gentes, hay líderes, hay políticos que pueden ver al país como éste tesoro del Evangelio: capaces de entregarse, sin esperar más recompensa que la satisfacción de servir desinteresadamente al pueblo, de ayudar a construir una nueva Nicaragua, donde reine la paz, la justicia, la institucionalidad y la igualdad de oportunidades para todos, sin exclusiones”.

También puede leer: Steven, el niño que cuida a su papá enfermo

“Pero, lamentablemente, también hay líderes, hay políticos que miran y tratan a Nicaragua como un tesoro, un botín del que hay que adueñarse para satisfacer sus propios egos o sus compromisos adquiridos, para alardear de sus capacidades, o más serio aun, continuando con el viejo esquema de separación o enorme brecha entre ricos y pobres, de hacer de Nicaragua un laboratorio de ideas extrañas a nuestras raíces, a nuestra idiosincrasia, gentes que buscan el poder por el poder, por ambición”, agregó el obispo.

Además: Ebrios en la vía, la señal que ya no existe

Monseñor Álvarez continuó: “Políticos que han dejado una pésima herencia no son los que necesitamos. Ya tuvieron su tiempo, ahora hay que darle pasó a una nueva generación de pensamientos frescos, no contaminados y que real y honestamente estén dispuestos a entregarlo todo por Nicaragua, para quienes Nicaragua no sea una marca, sino una patria, políticos que sepan ser como Salomón, pidiendo al Señor sabiduría para escuchar el corazón sufriente del pueblo”.

 

Facebook Comments