Obispo: “La Iglesia vive su libertad y su autonomía”

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos dejó claro que la Iglesia seguirá ocupándose también de problemas sociales y “no puede ser acusada de sobrepasar su campo específico de competencia”

Obispo Rolando Álvarez Matagalpa
Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí. © Mosaico CSI | Gentileza de Diócesis Media

El obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico en la Diócesis de Estelí, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, advirtió este domingo 30 de enero en la catedral de Matagalpa, que la iglesia seguirá ocupándose de problemas sociales porque, además de un derecho, es parte de su misión, sin que por ella pueda ser acusada de sobrepasar sus competencias.

Le puede interesar: Investigan muerte de niño en San Ramón, Matagalpa

Durante la homilía, el jerarca católico resaltó el pasaje del Evangelio dominical en el que Jesús predicaba en una sinagoga de la que los pobladores, furiosos por lo que oían, lo llevaron a un despeñadero, pero “Jesús, pasando entre ellos, se alejó de allí. Jesús demuestra su poder y autonomía, no le van a quitar la vida cuando ellos quieran, la vida la va a entregar Él, por voluntad propia y por amor a nosotros”, señaló.

“Igual que Jesús, también la Iglesia anuncia el Evangelio a todas las naciones, y si quieren llevarla al despeñadero, también la Iglesia, pasando por el medio de ellos, se aleja de ahí, porque la Iglesia vive su libertad y su autonomía que Dios le ha otorgado”, agregó el obispo.

También puede leer: A juicio acusada de pagar para matar a expareja

Explicó a continuación que “la iglesia es un pueblo reunido en virtud de la unidad del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, la cabeza de este cuerpo es Cristo, el misterio de la santa Iglesia se manifiesta en su fundación, pues nuestro Señor Jesucristo dio comienzo a la iglesia predicando la buena nueva. La iglesia es una Santa, Católica, Apostólica encomendada a Pedro para que la apacentara y confiándole a él y a los demás apóstoles su difusión y gobierno”.

“Cristo la eligió y la erigió perpetuamente como columna y fundamento de la verdad. La iglesia se pone concretamente al servicio del Reino de Dios ante todo, anunciando y comunicando el Evangelio de la salvación, denunciando las injusticias, vengan de donde vengan, y constituyendo nuevas comunidades cristianas. De ahí deriva en concreto que la Iglesia no se confunda con la comunidad política y no esté ligada a ningún sistema político”, continuó monseñor Álvarez.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Añadió que “la comunidad política y la iglesia, en su propio campo, son independientes y autónomas, aunque ambas estén a título diverso, al servicio de la vocación personal y social del hombre. La iglesia tiene el derecho de ser, para la humanidad, maestra de la verdad de fe y también de la verdad moral que brota de la misma naturaleza humana y del Evangelio”.

“Tiene también la misión y el derecho, debe ocuparse de los problemas sociales, y cuando lo hace, no puede ser acusada de sobrepasar su campo específico de competencia, y mucho menos el mandato recibido del Señor. Es propio de la estructura fundamental del cristianismo la distinción entre lo que es del César y lo que es de Dios. La Iglesia como expresión social de la fe cristiana, tiene su independencia, y vive su forma comunitaria basada en la fe que los poderes de este mundo deben respetar. De aquí nace la libertad que tiene la Iglesia de tomar sus propias decisiones. Nadie puede interferir ni influir en estas decisiones. De aquí nace también la autonomía que tiene la Iglesia de todo poder temporal, sea social, político, económico o ideológico. Recordemos hermanos que para ser libres Nos liberó Cristo y cómo lo hemos dicho en otras ocasiones esta libertad nada ni nadie nos la puede quitar ni arrebatar”, finalizó.

Facebook Comments