Obispo: “En Nicaragua lo imposible se vuelve posible”

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos emitió una carta pastoral en las solemnidades patronales de Matagalpa en honor de la Virgen de La Merced

Obispo Virgen de La Merced
Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la diócesis de Matagalpa. © MOSAICO CSI | ARCHIVO LUIS EDUARDO MARTÍNEZ M.

“En Nicaragua, lo imposible se vuelve posible”, aseguró el obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, en su tercera carta pastoral, la cual divulgó este jueves 24 de septiembre, en las solemnidades en honor de Nuestra Señora de La Merced, patrona de toda esa jurisdicción eclesiástica.

Le puede interesar: Audiencia de apelación en caso de presos de Matagalpa

Durante la celebración, a puertas cerradas por la cuarentena establecida en la Diócesis, el jerarca católico ordenó como nuevos diáconos a Edgard Antonio Balmaceda Escorcia, Jáder Danilo Guido Acosta, Omar Antonio López Zeledón, Winston Maynor Martínez Urbina, Paul Fernando Tinoco Mejía y Luis Francisco Tórrez Martínez.

La tercera carta pastoral del obispo Álvarez es denominada “Espiritualidad de la Cruz en la vocación sacerdotal, tu Cruz sigue firme y nuestra fe también”, un lema acogido en la Diócesis de Matagalpa, tras conocerse el atentado contra la imagen de la Sangre de Cristo en la catedral de Managua, el 31 de julio pasado.

También puede leer: Policía descarta mano criminal en muerte de adolescente

En el documento, el obispo refiere: “Nicaragua, pueblo de las periferias, nación de rostros sufrientes, lleva muchos años cargando una cruz muy pesada y, ante esto, como ya les he mencionado, el pueblo tiene tres tentaciones: el odio que autodestruye, el miedo que paraliza, y la desesperanza qué sepulta en vida”.

“Pero, este pueblo cuenta con tres fuerzas grandes y extraordinarias: la oración, donde habla con Dios y se le revela su voluntad que es perfecta en sus designios de salvación y liberación; la humildad, que le permite ser glorificado, porque el Señor enaltece a los humildes; y la caridad, porque el amor es la fuerza indestructible que vence toda soberbia”, aseguró monseñor Álvarez.

Le sugerimos este reportaje en nuestro archivo: Matagalpa y León festejan a Virgen de La Merced

El obispo afirmó que “Jesús abre el camino hacia una nueva humanidad (y) es por eso que, en Nicaragua, lo imposible se vuelve posible. Nuestra cruz se transforma en resurrección,  Cristo crucificado resucita en cada nicaragüense que se abra a la esperanza”.

“Creer en la resurrección de Jesús no es solamente tener por cierta su resurrección, sino resucitar, ya hemos resucitado con Él. Despierta tú, que duermes, levántate de entre los muertos y Cristo será tu luz. La resurrección se puede vivir ya, ahora, antes incluso, de haber atravesado la puerta que es la muerte, porque hemos muerto con Cristo y hemos resucitado con Él”, señaló monseñor Álvarez.

 

Facebook Comments