Obispo de Matagalpa sugiere una “revolución del amor”

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, además, compartió cinco “principios de acción” a los líderes en el país

Obispo de Matagalpa
Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa. © MOSAICO CSI | ARCHIVO | LUIS EDUARDO MARTÍNEZ M.

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, sugirió a los nicaragüenses a que “un día” puedan hacer una gran “revolución del amor”, mientras propuso cinco principios “de acción” que deben seguir los líderes para construir una nueva Nicaragua.

Le puede interesar: Piden libertad para sospechoso de femicidio

Monseñor Álvarez presidió la misa de este domingo 25 de octubre en la catedral San Pedro Apóstol con una asistencia limitada de fieles, como parte de las medidas para prevenir contagios de la Covid-19. El obispo consideró que “el virus anda allí, y sigue matando y sigue contagiando y por lo tanto no podemos bajar la defensa”.

Disertando por más de 15 minutos sobre el Evangelio del día, en el que San Mateo refería sobre el amor a Dios por sobre todas las cosas y el “amar al prójimo como a ti mismo”, el obispo señaló que ambos mandamientos conllevan a la redención.

También puede leer: Bajo observación médica joven atropellada en Matagalpa

“Dios mediante, un día en Nicaragua logremos hacer una revolución del amor. Qué hermoso sería que los líderes en Nicaragua, en todos los estratos, en todos los géneros, pensaran, pensáramos en que, al final de cuentas, la verdadera revolución que nos libera es la del amor”, señaló el obispo de Matagalpa, agregando que “Dios quiera que un día nos decidamos los nicaragüenses a realizar la gran revolución del amor”.

“Por el momento, quisiera compartir con los líderes sociales políticos y económicos del país, los siguientes principios de acción para construir una nueva Nicaragua, basada en el respeto y el amor”, dijo el obispo, enumerando así:

Primero: un líder debe escuchar el corazón sufriente del pueblo, (debe) estar a la escucha del dolor del pueblo.

Además: Juez pide cuentas sobre paradero de femicida

Segundo: un líder debe anteponer los intereses de las mayorías, particularmente de las más vulnerables, a los propios o a los del grupo, y si es el caso, incluso su partido político, debe transformarse en auténtico y verdadero servidor del pueblo, para políticos sinceros y honestos esto no es irrealismo, sino un gran desafío.

Tercero: un líder debe sacrificar lo todo por el bien común.

Cuarto: un líder debe respetar para ser respetado, el respeto en todas sus formas al otro es sagrado; y

Quinto y último: un líder debe trabajar por la unidad, el consenso y la armonía, en beneficio y en torno a los grandes ideales de la patria”.

“Amadísimos hermanos y hermanas, soñemos todos, por qué no, anhelemos, por qué no, y por supuesto, trabajemos todos por una Nicaragua donde reinen la justicia, la verdad, la libertad, y el amor”, finalizó el jerarca católico.

Obispo pide respeto a misas

Al final de la misa, antes de impartir la bendición, monseñor Álvarez llamó a las autoridades nacionales y locales a que eviten el sonido “ensordecedor” en las actividades que realicen en las inmediaciones de las iglesias, como ocurrió este domingo en la misa de las 10:00 a.m. en la catedral San Pedro Apóstol.

“Quisiera, antes de dar la bendición, pedirle las autoridades municipales correspondientes y también a las autoridades nacionales, que por favor tengan la caridad con nosotros, que cuando vayan a hacer una actividad de alto volumen, de altísimo sonido, ensordecedor como el de hoy, nos permitan terminar la Santa Eucaristía. Las autoridades nacionales podrían tal vez hacer algo, platicar con las municipales y viceversa, pero, pues les pido esa caridad”, dijo el obispo.

Facebook Comments