Monseñor Álvarez: Solo el Ejecutivo detiene Nica ACT

Exhorta al gobierno de Ortega a democratizar el país, para evitar sanciones

[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[vc_wp_text]

Nica ACT
El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, junto al mandatario designado por el CSE, Daniel Ortega.LA PRENSA/ARCHIVO

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, aseguró que solamente el Ejecutivo en Nicaragua puede detener la aplicación de la Nica Act, dando apertura a la democracia, para evitar la ruina económica del país.

“Aquí la palabra la tiene el Gobierno, en realidad, no son ni los congresistas de Estados Unidos, no son ni siquiera los políticos propiamente hablando de este país, es el Gobierno central, el Ejecutivo, si ellos tienen voluntad política de cambiar las cosas, pueden realmente abrir las puertas para que Nicaragua se democratice”, aseguró el jerarca católico en Radio Corporación.

Álvarez precisó que la aplicación de esa legislación “derrumbaría la economía de Nicaragua”, ya que, según el obispo de Matagalpa, la economía del país “es frágil, débil y dependiente”.

En ese sentido, el prelado sostiene que “la respuesta la tiene el Gobierno central; creo que si ellos democratizan el país, la Nica Act, no pasaría”, planteó Álvarez.

Ha hecho consultas

El religioso aseguró que a raíz de que se presentó la nueva versión de la Nica Act, en Estados Unidos, ha realizado consultas sobre el impacto que tendría esa Ley, que traería sanciones económicas al gobierno de Ortega, cuando quiera obtener préstamos de organismos financieros internacionales.

No quieren pagar precio

“Yo he consultado a diversos técnicos y tengo que decir también a diversos empresarios de distintas tendencias ideológicas y todos con franqueza me han dicho que esto (la Nica Act) arruinaría económicamente al país. Algunas personas en el pueblo desean, por supuesto, que haya un cambio democrático en Nicaragua, pero no quieren pagar ningún precio; otras personas estarían dispuestas a experimentar, creo, que la pobreza de los ochenta”, sostuvo el religioso.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) aún no se ha pronunciado oficialmente por las repercusiones de la Nica Act, presentada por congresistas de los Estados Unidos, por considerar que el gobierno de la administración Ortega, atropella la Constitución y violenta los derechos humanos y políticos en el país.

Ortega apuesta al conflicto

El exdiputado Eliseo Núñez Morales también culpa al gobierno de Ortega de ser el causante de la iniciativa de Ley Nica Act; sin embargo, no cree que el mandatario nicaragüense quiera detenerla, porque mira en este tema la oportunidad de seguir profundizando su autoritarismo, con la excusa de que Estados Unidos está atacando al país y cometiendo injerencia.

“Ortega está apostando al conflicto, para decir que salió víctima del conflicto y no de la mala gestión que está haciendo”, dijo Núñez en alusión a la iniciativa.

No hay cambios sin presión social

Politólogos coinciden en que sin presión social en las calles no cambiará el rumbo del país, aunque se apruebe la iniciativa de Ley Nica Act.

El politólogo Félix Maradiaga lamentó que “el contenido de la Nica Act no sea un reclamo y una exigencia de toda la sociedad nicaragüense, de todas las organizaciones gremiales y políticas”.

“No es grato para nadie que sean los políticos de otra nación los que reclamen por la democracia, los derechos humanos y la probidad de los funcionarios de Nicaragua. Para unos es intervención y para otros es la frustración de sentirse ciudadanos de segunda clase en su propio país, ya que no son escuchados”, dijo Maradiaga, quien es director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

Maradiaga manifestó que “la sociedad nicaragüense en sus distintas expresiones, debería ser la que reclame por elecciones libres, fin de la corrupción, respeto a los derechos humanos y Estado de Derecho”.

Hasta que ciudadanos reclamen en la calle

El también politólogo José Antonio Peraza manifestó que solo se va a avanzar en el tema de la democracia y el respeto a los derechos humanos hasta que la ciudadanía reclame sus derechos en la calle, porque el gobierno de Daniel Ortega no tiene la intención de cumplir con esos temas.

Modificar memorándum

El excontralor de la República, Agustín Jarquín, hizo una serie de recomendaciones al régimen de Daniel Ortega para evitar el impacto de la posible Ley de la Nica Act.

Entre las recomendaciones que hace el excontralor y exaliado del FSLN, en una carta dirigida al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y al canciller nicaragüense Denis Moncada Colindres exhorta a modificar el contenido del memorándum y que este, en vez de tener un tiempo de tres años para sus resultados, sea de un año.

Otro punto que Jarquín propone es el establecimiento de un “sistema electoral eficaz, eficiente y transparente” que “asegure una competencia ecuánime y justa y los resultados que sean expresión de la voluntad ciudadana manifestada libremente en las urnas”.

[/vc_wp_text]

Facebook Comments