Misterio en muerte de excontra en Wiwilí

Cuerpo fue hallado en la casa municipal del FSLN y la Policía se mantuvo hermética

Excontra Wiwilí
Narciso Blandón Centeno estaba muerto en un cuarto del FSLN en Wiwilí. MOSAICO CSI | Cortesía

Nada ha informado la Policía sobre la muerte del excontra Narciso Blandón Centeno, cuyo cadáver fue encontrado en descomposición en un cuarto del llamado “Zonal” o sede de la Secretaría Municipal del Frente Sandinista en el municipio de Wiwilí, departamento de Jinotega.

Le puede interesar: Un preso por muerte de policía en San Sebastián de Yalí

Inicialmente, trascendió el hallazgo del cuerpo de un desconocido que “estaba boca arriba y presuntamente tenía un golpe contundente en el cráneo”, según el reporte de la oficialista Radio Ya, que también señaló: “El fallecido era moreno, alto, delgado y al momento del hallazgo vestía una camisa blanca mangas largas con rayas rojas, un pantalón verde bajo, faja negra y una gorra gris con rojo”.

Dora Picado Muñoz, esposa del excontra, relató telefónicamente que la noche del sábado 28 de marzo recién pasado “estaba yo por acostarme”, cuando llegó una patrulla de la Policía a su casa en la comunidad Nueva Esperanza para decirle que habían enterrado a Blandón Centeno.

En las filas del Frente Democrático Nicaragüense (FDN), Blandón Centeno era conocido con el apodo de “Chicho”. Por la descomposición en que estaba el cadáver, la Policía ordenó sepultarlo cuanto antes.

Le recomendamos: Un triángulo violento en Jinotega

“Solo sé que apareció muerto en esos cuartos… no sabemos qué (pasó) porque yo estaba en la casa y ni cuenta me daba, pues a nosotros solo nos dicen que sería de guaro (la muerte de Blandón Centeno), que andaba bolo… pero nosotros no nos damos cuenta bien, porque lo recogieron hasta varios días después (que murió)”, dijo la viuda.

Excontra anduvo de compras con su esposa

De acuerdo con el relato de la mujer, ella lo vio por última vez con vida el miércoles 25 de marzo. “Hoy ocho días, cuando salimos de la casa para venir a Wiwilí a buscar unas verduras, entonces yo las llevé a la casa y él se quedó en el pueblo”.

El excontra no regresó ese día y “siempre que tomaba, él volvía a la casa, nunca se quedaba en ningún lado”, cuenta Picado Muñoz, recordando que cuando estuvieron en el pueblo, se encontraron con una pariente de Blandón Centeno.

“Había venido esa tía de él a ponerse unos dientes y le dio razón de que llegara a ver a una familia en Ventilla (comunidad en el vecino municipio de Wiwilí, departamento de Nueva Segovia), entonces cuando no llegó a la casa, se me imaginó que talvez andaba allá, por eso no lo buscamos”, contó la viuda.

Agregó que cuando la Policía llegó el sábado 28 de marzo, le dijeron que ya lo habían enterrado, pero le mostraron un video “para que reconociera si era la ropa de él. Yo a la mera persona no la he visto, solo en video lo he visto”.

Mientras tanto, otros pobladores de Wiwilí, insisten en que pudo haber mano criminal en el caso. “Hay un video y se mira que había mucha sangre allí donde lo hallaron”, dijo una mujer, señalando que han sido varios los opositores asesinados en los últimos años en ese municipio.

El 22 de marzo recién pasado, el funcionario municipal Rommel Amed Hernández Vega fue asesinado a balazos por dos hombres señalados como presuntos paramilitares, uno de los cuales está prófugo.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Facebook Comments