México: la estatal Pemex perdió U$ 1.294 millones en 2014 por robo de combustible

Cuatro-anuncios-Mosaico

La compañía petrolera enfrenta, además, la apertura de tomas clandestinas, un delito que se acentuó en los últimos 15 años ante la mayor demanda que se registra en el mercado negro de gasolina

0012662812

La estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) registró pérdidas en 2014 por 1.293,6 millones de dólares por el robo de gasolina y la apertura de tomas clandestinas, según un reportaje publicado hoy por el diario El Universal. En los primeros dos años del actual gobierno de Enrique Peña Nieto se han detectado más tomas clandestinas que en todo el sexenio de Felipe Calderón, y la tendencia es al alza.

CharlysEntre 2000 y 2014 se contabilizaron 11.872 tomas clandestinas, que pasaron de 132 sucesos en 2001 a 3.348 el año pasado, informó el periódico mexicano a partir de datos sobre la petrolera obtenidos mediante la Ley de Transparencia. De esta forma, en los dos años de Peña Nieto hubo 5.962 tomas clandestinas, contra 4.865 de los seis años de gobierno de Calderón.

Este incremento se debería a la demanda de combustible en el mercado negro, que se cotiza entre 5 y 8 pesos mexicanos (entre 0,3 y 0,5 dólares), la mitad del precio oficial, de acuerdo con lo explicado por el subdirector de Distribución de Pemex Refinación, Francisco Fernández Lagos.

Según el análisis del periódico, los diez municipios con el mayor número de reportes por robo son Altamira y Reynosa, en Tamaulipas (noreste); Culiacán, Mocorito y Salvador Alvarado, en Sinaloa (noroeste); Huimanguillo, en Tabasco (sureste); Juan Rodríguez Clara y Tierra Blanca, en Veracruz (este); Zapotlanejo, en Jalisco (oeste), y Tecate, en Baja California (noroeste).

Otros 36 municipios pertenecientes a 13 estados concentran el 50% de las tomas de combustibles. Cabe destacar el caso de Altamira, que en 2000 registró una sola toma, mientras que en 2013 reportó 226 y en 2014 subió a 309.

En el negocio ilícito participan tanto trabajadores de Pemex como narcotraficantes y empresarios, y creció por la permisividad del sindicato de la estatal y la falta de mano dura de la compañía, según señaló el especialista en temas de seguridad Raúl Benítez Manaut.

“Para robar combustible de tomas clandestinas es necesario tener conocimiento técnico y equipo. Necesitan maquinaria especializada que sólo los trabajadores conocen. Es muy probable que el sindicato sea el principal responsable de esto”, acusó.

Fuente: Infobae

Facebook Comments