Messi cerró con 2 goles y está adelante por la Bota de Oro

El delantero convirtió dos goles en el empate de Barcelona 2-2 frente al Eibar. El sábado 25 de mayo jugará la final de la Copa del Rey frente al Valencia

Messi
La definición de la “Pulga” en el primer gol del Barça, por debajo del cuerpo del arquero (Foto: REUTERS/Vincent West)

Barcelona cerró su participación en la Liga de España, en la que se consagró campeón, con un empate 2-2 ante el Eibar en condición de visitante. Y los dos goles del conjunto blaugrana los convirtió Lionel Messi, ambos en una ráfaga de un minuto en el primer tiempo.

Las dos conquistas terminaron de transformarlo en el goleador del certamen, con 36 tantos, 15 más que su inmediato competidor, el francés Karim Benzema (Real Madrid), quien firmó 21. Sí, una distancia abismal.

Se trata de la sexta oportunidad en la que se queda con el premio al “Pichichi” de la temporada: ya lo había conseguido en los torneos 2009/10 (34 goles), 2011/12 (50), 2012/13 (46), 2016/17 (34), 2017/18 (36) y 2018-19 (36).

De esta manera, igualó la marca del español Telmo Zarra, quien también se había consagrado goleador de la Liga en seis ocasiones. Y dejó atrás a nombres rutilantes, como Alfredo Di Stéfano y Hugo Sánchez, que habían alcanzado dicho honor cinco veces.

El primer gol del delantero, de 31 años, en el Estadio Municipal de Ipurúa, fue a los 30 minutos de juego: recibió un pase en cortada del chileno Arturo Vidal y definió por debajo del cuerpo del arquero Marko Dmitrovic.

Y apenas 60 segundos después, aceleró ante una cesión en largo de Iván Rakitic y, con la marca de un defensor, cuando enfrentó al arquero, definió con un toque por encima de su humanidad, para decretar el 2-1 parcial. Otro argentino, Pablo De Blasis, anotó el 2-2 final, con un remate de larga distancia.

Mientras paladea el nuevo récord y se prepara para la final de la Copa del Rey, en la que Barcelona se medirá ante Valencia el próximo sábado 25 de mayo, Messi palpita la posibilidad de otro galardón: la Bota de Oro de la temporada 2018/2019, que premia al futbolista con más goles de las cinco ligas europeas más importantes. Sólo puede superarlo Kylian Mbappé, aunque tiene una empresa bastante complicada: debe convertir cinco goles para superar al capitán del Barcelona. Si marca cuatro, compartirán la corona.

En consecuencia, el viernes 24, en el partido entre Reims y PSG, por la última fecha de la Ligue 1, se sabrá si Messi ostentará una sexta Bota de Oro, tomando mayor ventaja sobre Cristiano Ronaldo, que tiene cuatro. Logros que pueden ayudar a Messi a atenuar el dolor por la eliminación de las semifinales de Champions League frente al Liverpool. Y que pueden ofrecerle un nuevo impulso de cara a la Copa América de Brasil 2019, de la que participará con la selección argentina.

Facebook Comments