Matagalpa: Dictan prisión a sospechosos de robar y matar

Cristofer Villagra, quien sigue huyendo, y Norvin Matamoros, fueron acusados como coautores del robo de más de 280,000 córdobas y un poco más de 1,000 dólares en una tienda donde mataron a dos comerciantes, mientras que Allen Díaz enfrenta cargos por complicidad

Matagalpa presos por robo
1,049 dólares y 281,926 córdobas en efectivo fue el monto robado. Mosaico CSI | Archivo | Cortesía

Norvin Joel Matamoros Pineda, de 24 años, y Allen Obed Díaz Picado, de 26, deben cumplir con la medida cautelar de prisión preventiva que este jueves 2 de septiembre les impuso una juez en Matagalpa, Nicaragua, donde el primero presuntamente fue coautor de un asalto seguido de dos homicidios, mientras que el segundo es señalado por la Fiscalía como posible cómplice de los mismos ilícitos.

Le puede interesar: 4 años de prisión por encubrir femicidio en Matagalpa

Mientras tanto, otro sujeto identificado preliminarmente como Cristofer Joel Villagra Laguna, de 23 años, y con presuntos antecedentes de homicidio, asalto, tráfico de drogas y asedio, también fue acusado como presunto coautor, pero sigue huyendo y la Policía lo busca.

La titular del Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias en Matagalpa, Maribel del Rosario Parrilla, admitió la acusación contra Matamoros y Díaz, a quienes impuso la medida cautelar de prisión preventiva y programó la audiencia inicial del proceso penal para el próximo 10 de septiembre.

La Fiscalía acusa a Matamoros y Villagra como coautores y a Díaz como cómplice de homicidio en perjuicio de los comerciantes José Otoniel Rojas Zelaya, de 34 años y Pablo Antonio González Aráuz, de 66; en concurso real de robo agravado en perjuicio de Rojas y de la hermana de este, Anielka de los Ángeles Rojas Zelaya, de 32 años, administradora de una agencia de remesas donde ocurrieron los hechos, la mañana del 24 de agosto reciente, en el barrio El Progreso de la ciudad de Matagalpa.

Pero, a Villagra también lo acusan de portación ilegal de armas de fuego.

Karla y Geovania Matamoros, hermanas de Norvin Joel, negaron los señalamientos policiales y aseguran que este es inocente, por cuanto el día de los hechos supuestamente habría estado todo el día en el Reparto Sandino, al sur de la ciudad de Matagalpa, reparando una moto.

También puede leer: Fallece la Doctora Rizo, una referencia en Matagalpa

Sin embargo, la versión del Ministerio Público es que “sin precisar fecha exacta”, supuestamente Villagra y Matamoros “planearon robar la tienda” (agencia de remesas) , pero que no podían usar la moto de este último, “ya que en la misma se dedicaba al robo en distintas modalidades y podían reconocer dicha motocicleta…”.

El 23 de agosto, sostiene la acusación, Matamoros contactó a Díaz, “con quien guarda vinculo de afinidad”, ofreciéndole el pago de tres mil córdobas para que le alquilara la moto con placa M 79890, indicándole que le quitara la placa porque “iba a hacer un ‘business’ (robo)”.

Díaz accedió sabiendo que su moto sería usada en un robo, afirma la acusación de la Fiscalía, por lo que el 24 de agosto se encontró con Matamoros en la salida suroeste de Matagalpa e intercambiaron motos, poniéndole antes combustible al vehículo de Díaz.

Matamoros condujo la moto de Díaz hasta Villa Kokomo, en la ruta a Sébaco, donde lo esperaba Villagra, dirigiéndose ambos a la tienda de remesas en Matagalpa para cometer el atraco.

Además: Un petroglifo que perdura en el río Grande de Matagalpa

Usaban casco, para evitar ser identificados, y doble vestimenta, para deshacerse de la ropa que llevaban encima una vez cumplido el robo. Villagra iba atrás en la moto y con un revólver calibre 38 entró al negocio donde estaba el joven Rojas, a quien intimidó para despojarle de la billetera.

Dice la Fiscalía que Rojas intentó desarmar a Villagra, pero en el forcejeo, este le disparó en el abdomen, luego se fue al área de caja, sustrayendo de unas gavetas 1,049 dólares y 281, 926 córdobas en efectivo, para luego escapar en la moto que manejaba Matamoros, quien esperaba afuera.

Vecinos y otros ciudadanos quisieron impedir la fuga de los sospechosos, por lo que Villagra disparó e impactó en el abdomen al comerciante González, quien murió cuando era llevado al hospital. Rojas falleció horas después en el hospital de Matagalpa.

Villagra y Matamoros huyeron por las comunidades de Limixto y Jucuapa, al sur de Matagalpa, hacia el municipio de Sébaco. En el trayecto se deshicieron de un casco y parte de la ropa. En cantidades imprecisas, se habrían dividido el dinero robado y se movieron a Sébaco.

Allí, a las 10:00 a.m., estaba un sujeto en una moto amarilla esperando a Villagra, quien logró escapar. Matamoros, en tanto, se contactó con Díaz para entregarle la moto en Sébaco. Pagó cien córdobas a una ciudadana para guardar el vehículo cerca del campo de futbol en Sébaco Viejo, donde más tarde llegaron ambos a recogerla.

Matamoros dio dinero del robo a Díaz, este se fue en la moto a Matagalpa y el primero se regresó en un bus, apunta la acusación.

Facebook Comments