Mantienen prisión y mandan a juicio a joven Montenegro

Lo acusan de tres delitos, dos de ellos contra unos policías que, además, realizaron actos de investigación para el proceso

Dorling Antonio Montenegro Muñoz, de 21 años, debe pasar en la cárcel las fiestas de Navidad y Fin de Año, cumpliendo la medida de prisión preventiva que le sostuvo un juez de Jinotega, en el proceso que el muchacho enfrenta por los supuestos delitos de obstrucción de funciones y homicidio en grado de tentativa en perjuicio de tres policías del municipio jinotegano de Wiwilí.

Le puede interesar: Wiwilí: Sacan cosechas de café en hombros

La Fiscalía también acusa a Montenegro Muñoz de supuesta portación o tenencia ilegal de armas de fuego en perjuicio de la seguridad pública.

Durante la audiencia inicial del proceso a la que no hubo acceso siquiera para la madre o para la esposa de Montenegro, este jueves 17 de diciembre, el titular del Juzgado de Distrito Penal de Audiencias de Jinotega, Carlos Alexis Molina, admitió los elementos probatorios ofrecidos por la Fiscalía, mantuvo la medida cautelar de prisión preventiva contra el procesado y remitió la causa a juicio, fijando como fecha tentativa de inicio del mismo para el próximo 29 de enero de 2021.

El jefe de la unidad municipal de la Policía en Wiwilí, Fausto Herrera Palacios, de 49 años; así como Marlon Danelly Matey Centeno, de 27, y Mario Alberto Sáenz Gutiérrez, de 47, son las presuntos agraviados y los tres fueron propuestos por la Fiscalía para declarar en juicio.

También puede leer: Amor de ciegos: la historia de una pareja en Matagalpa

Con la declaración de Matey, el Ministerio Público también ofreció incorporar ciertos actos de investigación realizados por ese agente policial bajo la supervisión de Herrera.

Maynor Curtis Lovo, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), ejerciendo la defensa técnica de Montenegro, solicitó el cambio de medidas cautelares, pero el juez adujo que este tipo de delitos debe ser tramitado con la medida de prisión preventiva.

Según la acusación, a las 9:00 p.m. del domingo 29 de noviembre, Herrera recibió una llamada de “un ciudadano que pertenece a la red de colaboradores de la Policía…”, diciéndole que en el corredor de un bar llamado El Costeño, en el sector de Cinta Azul, que es como un barrio de la comunidad Maleconcito, Dorling estaba tomando licor con dos desconocidos y que andaban con armas.

Además: Juez lo declara culpable de femicidio en Matagalpa

El jefe policial y seis policías más fueron al sitio y llegaron a las 10:00 p.m., al verlos, los dos acompañantes no identificados de Dorling se metieron al bar, pero este supuestamente sacó una pistola 9 milímetros y le disparó cinco a los uniformados “con intenciones claras de privarlos de la vida y evitar que lo detuvieran, pero no logró su objetivo, porque los oficiales de policía se cubrieron en la pared del establecimiento y en los árboles de alrededor…”, refiere la acusación.

El relato fiscal añade que el policía Sáenz hizo tres disparos “al aire” para evitar la fuga de Dorling y este “al verse acorralado dejó de disparar y el oficial Marlon Danelly Matey logró acercársele y quitarle el arma de fuego”.

Pero, la familia de Dorling asegura que este no tenía armas y que andaba haciendo compras en Maleconcito, porque al siguiente día, el lunes 30, pretendía comenzar los cortes de café en la finca de sus abuelos Viviano Montenegro Herrera y Ángela Rosa Centeno Herrera en el Kilambé.

Jorling Montenegro y Maynor Curtis
Maynor Curtis Lovo y Jorling Jasselis Montenegro Casco, defensor y esposa, respectivamente, de Dorling Montenegro Muñoz. © MOSAICO CSI

Para llevarse a Dorling de Maleconcito, “llegaron policías y llegaron muchos motorizados encapuchados y armaron tremenda balacera”, denunció Thelma Montenegro Centeno en esa ocasión.

Dorling, quien cumplió 22 años el 15 de noviembre reciente, es parte de una numerosa familia de opositores al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Su hermano mayor, Oliver José Montenegro Muñoz también está preso, condenado por delitos que sus familiares aseguran que “son inventados”. Ambos eran hijos de Oliver José Montenegro Centeno, un excontra que, el 23 de enero de 2019, fue el primero de los Montenegro asesinado atrozmente. Su familia acusó a “policías y paramilitares” de haberlo ejecutado en su finca cafetalera en El Cuá.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Edgard Aristo Montenegro Centeno, de 56 años y asesinado junto a su hijo de crianza Jalmar Zeledón en Trojes, Honduras, el 27 de junio de 2019, era tío de los hermanos Montenegro Muñoz.

Mientras que, el martes 27 de agosto de 2019 en San José de Maleconcito, en el municipio de Wiwilí, fue asesinado Francisco Luis Blandón Herrera, esposo de Thelma, cuñado de Edgard y Oliver y tío político de los Montenegro Muñoz.

Este miércoles 2 de diciembre, la Policía de Jinotega señaló a Dorling como supuesto autor del homicidio de Blandón Herrera. Pero, la Fiscalía sigue sin presentar acusación alguna sobre ese caso.

Maynor Antonio Curtis Lovo, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), señaló que esa organización “tiene documentada toda una persecución contra toda esta familia (Montenegro) desde hace ya más de dos años… sabemos que son cuestiones políticas”.

Facebook Comments