Cuatro-anuncios-Mosaico
Ante la falta de material didáctico En algunos colegios de Jinotega los profesores deben invertir de sus salarios

Por Sara Ruiz y Melvin Rodríguez, LA PRENSA, 22 de junio de 2015

Los profesores de la comunidad La Fundadora, en Jinotega, se gastan casi la mitad de su salario para invertirlos en materiales didácticos y así poder impartir clases a niños de primaria de esta comunidad.

Desde hace siete años funcionan dos escuelas en este recinto (Angelita Robleto y Aurita Sotelo) y solo se ha pintado el local. LA PRENSA/M.RODRÍGUEZ
Desde hace siete años funcionan dos escuelas en este recinto (Angelita Robleto y Aurita Sotelo) y solo se ha pintado el local. LA PRENSA/M.RODRÍGUEZ

Dos docentes de la Escuela Primaria Palestina y Escuela La Fundadora, quienes prefirieron omitir sus nombres, declararon que no les proveen buenos equipos didácticos.

A pesar de tener buena infraestructura en la Escuela Primaria Palestina, en donde se imparten clases a 133 niños incluidos los de preescolar, faltan pupitres para que estos puedan recibir sus clases cómodos.

Varios centros escolares en Jinotega solicitan a sus estudiantes llevar pupitres, sobre todo en las escuelas primarias o con varios turnos entre ellas la Escuela Gabriela Mistral, José Dolores Rivera, Francisco Luis Espinoza y Rubén Darío.

Un docente de la escuela primaria explicó que debe dar clases a un grupo de 37 niños, de los cuales siete se quedan de pie por la falta de sillas y que de 7,500 córdobas que ganan mensual invierten aproximadamente tres mil córdobas en materiales como cartulina, foamy, marcadores, colores, borradores, pegamentos entre otros artículos para sus métodos de enseñanza.

La última reunión que tuvo lugar en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, en Jinotega, fue humillante, según los docentes, a quienes se les había prometido materiales y tuvieron que hacer fila solo para un rollo de cartulina.

Una de las quejas más serias es que el Mined les exige tener materiales para ellos y sus alumnos sin embargo no les entregan paquetes escolares y cuando los llegan a supervisar les amonestan si un alumno no tiene el material necesario.

“POBRE” INFRAESTRUCTRA
En Boaco la situación es otra. A primera vista, la escuela de San Nicolás se ve bien, limpia y bonita, solo unos columpios en mal estado revelan que algo no está del todo bien.Charlys

El segundo pabellón, de dos aulas, al fondo del recinto, se encuentra en mal estado. En una de las secciones reciben clases por la mañana treinta niños de tercer grado, la otra sirve como bodega. “Este es un peligro porque con el invierno se puede caer y está junto a la sección de los niños”, dijo William Méndez Cantillano, maestro del centro.

El centro educativo, ubicado en el barrio del mismo nombre, es una escuela base, la cual conforman siete escuelas y se imparten las modalidades desde preescolar hasta secundaria con aproximadamente quinientos estudiantes. “Como escuela base no tiene las condiciones, para la cantidad de modalidades que hay aquí”, explicó Méndez. El centro cuenta con dos pabellones, divididos en cuatro secciones.

El segundo pabellón —en muy mal estado— fue construido en los años ochenta por los padres de familia. Ahora sirve de bodega, para pizarras y asientos destruidos. La escuela no tiene espacio puesto que la dirección funciona además como biblioteca y bodega de instrumentos musicales. También se comparte esa sección con el preescolar.

 En varios centros escolares públicos de  Jinotega  solicitan a sus estudiantes llevar pupitres. LA PRENSA/S.RUIZ

“El Gobierno está trabajando en reparar las escuelas, no puede hacerlo todo en un solo periodo”, dijo Méndez y agregó que “podemos enseñar debajo de un palo, pero sí enseñamos bien, los niños van con calidad”.

Este centro recibió mejoramiento aunque no logran especificar hace cuánto. “Se ha mejorado porque la escuela era como un motel clandestino”, sostuvo Méndez, agregando que no cuentan con un guardia de seguridad. “La directora sirve a veces de conserje, directora, CPF, subdirectora y secretaria. Aquí el director sirve de todo”, concluyó.

Las escuelas Angelita Robleto (primaria) y Aurita Sotelo (secundaria) comparten recinto en el barrio La Bombilla.

Este local tiene paredes firmes y buen techo, pero el piso está desnivelado, algunos ladrillos arrancados y los pupitres en mal estado.

Pese a que este recinto alberga a dos centros escolares, los administrativos aseguran no recibir doble presupuesto para la reparación.

HUMILLANTE EN JINOTEGA

En cuanto a los  Tepce (Taller de Evaluación, Programación y Capacitación Educativa) los profesores se han quejado  de la “falta de tacto” que tiene el Mined porque si los docentes no están puntuales les cierran las puertas a la reunión que, además de evaluar la programación mensual de los planes educativos, fomentan la afiliación a Anden para gozar de servicios que no deberían ser un privilegio, como es el cambio de lentes a profesores.

4 escuelas ubicadas en comarcas alejadas de Boaco fueron entregadas recientemente (entre reparaciones, rehabilitaciones y construcciones), las cuales eran priorizadas por el Mined en su plan de inversión.

“Hay profesores que han venido de largo y han dejado afuera, cuando pasan cantando himnos oficialistas como por media hora y los que estamos en contra de eso nos dicen que somos tipo sindicato blanco, es decir que no defendemos nuestros derechos de profesores”, explicó un docente de Jinotega quien pidió omitir su nombre por temor a perder su trabajo.

Global-corredores

Facebook Comments