Imputan 4 delitos a sospechoso de crimen

Además de homicidio contra una estadounidense, la Fiscalía también acusa a Juan Pablo Ortiz por lesiones leves, amenazas con armas y tenencia ilegal de armas de fuego

Acusado de cuatro delitos
Juan Pablo Ortiz González, acusado por 4 delitos. LA PRENSA | Cortesía

Por el homicidio de la estadounidense Ariana Enid Martínez García, de 36 años, además de otros tres delitos, Juan Pablo Ortiz González, de 29, debe cumplir con la medida cautelar de prisión preventiva que este jueves 3 de octubre le impuso una juez de Matagalpa.

Además del crimen contra Martínez, la Fiscalía acusó a Ortiz por los delitos de lesiones leves en perjuicio del esposo de ella, Maynor Fernando Valenzuela Blandón, amenazas con armas en contra de un amigo de la pareja y portación o tenencia ilegal de armas de fuego en perjuicio del Estado de Nicaragua.

La Policía, que acostumbra exhibir a otros detenidos, principalmente a opositores al régimen de Daniel Ortega, esta vez se mantuvo sigilosa sobre la detención de Ortiz, quien presuntamente se habría “entregado” la tarde del lunes 30 de septiembre recién pasado en la delegación departamental de esa institución.

En tanto, la Fiscalía presentó la acusación la tarde del miércoles 2 de octubre y, a primera hora de este jueves, también de manera sigilosa, Ortiz fue llevado al Complejo Judicial de Matagalpa para enfrentar la audiencia preliminar del proceso.

Valenzuela, quien es uno de los ofendidos en el caso, confirmó que no le notificaron sobre la realización de la audiencia, a la que tampoco tuvieron acceso los periodistas de distintos medios de comunicación.

En la audiencia, Ortiz fue representado por un defensor público. En tanto, la titular del Juzgado Único de Distrito Penal de Audiencias en Matagalpa, Maribel del Rosario Parrilla, admitió la acusación sostenida por la Fiscalía, dictó la medida cautelar de prisión preventiva contra Ortiz y programó la audiencia inicial del proceso para el 16 de octubre próximo.

La acusación de la Fiscalía es únicamente contra Ortiz, aunque Valenzuela y otros testigos, han señalado que otros dos hombres y una mujer habrían estado implicados en el crimen ocurrido poco después de las 11:00 p.m. del domingo 29 de septiembre en una calle del barrio El Progreso, al centro de la ciudad de Matagalpa.

Según la versión de los afectados, la estadounidense y su esposo andaban en un carro acompañados por dos familiares y un amigo, a quienes iban a dejar a sus respectivas casas. Sin embargo, pasaron comprando “unas botellas de agua y unos chocolates” por la tienda de una gasolinera.

“Cuando salí (de la tienda) estaban los motorizados y, cuando iba a montarme al carro me gritaron: ‘tranquero hijo de puta, el comandante se queda, te vamos a matar’. Entonces fue cuando me agredió uno de ellos y después se me fueron los otros dos encima”, relató Valenzuela el lunes recién pasado.

Añadió que “mi esposa y mis familiares se bajaron a auxiliarme; pero cuando ya nos íbamos a montar al carro nuevamente, mi esposa no terminó de subirse porque le dispararon a quemarropa”.

Martínez, de ascendencia puertorriqueña y nacida en el estado de Florida, Estados Unidos, viajaba con frecuencia a Nicaragua y hace un año y medio se estableció definitivamente en el barrio Yagüare, al este de la ciudad de Matagalpa, con su pareja Valenzuela Blandón.

El cuerpo de Martínez sería trasladado este jueves a Estados Unidos.

Facebook Comments