Iglesia contempla reabrir templos en Matagalpa

Pero, dispondrá de un estricto protocolo que sugiere excluir a fieles menores de 18 años y mayores de 60 años, para reducir los riesgos de contagio de la Covid-19

Iglesia sin fieles
Como medida preventiva ante la amenaza de la Covid-19, las actividades de la iglesia católica en la Diócesis de Matagalpa son sin la presencia física de fieles. © MOSAICO CSI | Gentileza de Diócesis de Matagalpa

El clero de la Diócesis de Matagalpa contempla celebrar más misas que las habituales y reabrir los templos en las 28 parroquias disgregadas en los 13 municipios del departamento, pero, disponiendo de un estricto protocolo en el que la Iglesia sugiere excluir a fieles menores de 18 años y mayores de 60 años, para reducir los riesgos de contagio de la Covid-19.

Le puede interesar: Covid-19: Reportan casi 1,500 casos en Matagalpa y Jinotega

Por disposición del Consejo Presbiteral Diocesano, desde el 22 de marzo pasado, las celebraciones religiosas en las parroquias matagalpinas han sido a puertas cerradas, sin presencia física de fieles, y transmitidas por medios de comunicación y redes sociales de la iglesia y de algunos medios de comunicación independientes.

Así, de manera “virtual”, serán incluso las solemnidades religiosas en honor de Nuestra Señora de La Merced, patrona de la Diócesis, cuyo novenario es entre el 15 y el 24 de septiembre de cada año.

Transición

La cuarentena en la Diócesis se aproxima a los seis meses, por lo que el protocolo propone una fase de transición para reabrir los templos, con orientaciones a nivel parroquial, también para los equipos que apoyarán con el recibimiento de la feligresía y a los fieles mismos, confió una fuente eclesiástica.

También puede leer: Matagalpino sueña con volver a caminar

“A las personas más vulnerables, menores de 18 años y mayores de 60 años, embarazadas, con enfermedades de hipertensión arterial, obesidad, diabetes y otras patologías crónicas, se insiste en que continúen participando de los actos litúrgicos a través de las redes sociales o transmisiones de televisión, evitando la asistencia a la parroquia”, es una “Recomendación especial” que contempla el protocolo.

Múltiples medidas

A nivel parroquial, la Iglesia pretende celebrar más misas que las de los horarios habituales “para evitar aglomeraciones”; antes de abrir, los templos tienen que ser desinfectados especialmente en las áreas donde estarán los fieles.

En la entrada a la parroquia será colocada una bandeja con una alfombra empapada con cloro para la desinfección del calzado de los visitantes. Habrá un único acceso al templo, donde serán visibles las indicaciones de sana distancia entre los presentes. Las parroquias que tienen atrio podrán colocar sillas con distancias seguras y altavoces para asegurar el audio. No habrá participación de monaguillos y las celebraciones serán transmitidas a través de los distintos medios, según las disposiciones del clero.

Además: Monseñor Eliar Pineda a nueva parroquia en Jinotega

En tanto, para visitar las comunidades, los sacerdotes tendrán que hacer mapeos o sondeos “sobre el comportamiento de las personas y del virus, para decidir la visita con diez cuadros pastorales. Además, realizarán campañas de capacitación a los fieles, laicos comprometidos.

Equipos de voluntarios

En cada parroquia tendrán que conformar y capacitar a equipos de voluntarios que estarán en las celebraciones para indicar a los fieles cuál es el protocolo de reapertura y, de ser posible, esos voluntarios deben vestir de blanco y negro para una mejor identificación.

Los miembros del equipo de apoyo tendrán que usar mascarillas “todo el tiempo, que tape naiz, boca y barbilla y suficientemente ajustada para que no se caiga…”.

La iglesia orienta a los fieles que lleguen con suficiente anticipación para que cumplan con el protocolo y les advierte que, quien presente una temperatura de 37.1 grados o más no podrá ingresar a la parroquia.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Los feligreses también deben usar mascarilla y deben evitar llevar carteras u otros objetos innecesarios para la celebración. Quienes tengan síntomas de gripe, “por ninguna razón deben asistir”, refiere el protocolo.

Otras restricciones

Los feligreses irán siendo ubicados en las primeras bancas conforme vayan llegando a la iglesia. Una vez que los lugares estén ocupados, no podrá entrar nadie más. Tampoco permitirán ingresos una vez que haya empezado la celebración.

La salida de los fieles iniciará por quienes estén en las bancas finales y en las puertas de los templos habrá cestos para el depósito de ofrendas. “Después de dar la ofrenda, se ofrecerá al feligrés alcohol gel para la limpieza de manos”, continúa el extenso protocolo quenincluye una docena de orientaciones más para cumplir durante la celebración que no debe durar más de una hora.

Sacramentos

Sobre la administración de los Sacramentos, la iglesia establece que asistirán solamente padres y padrinos. Para los matrimonios asistirán solo los novios, testigos y padres de los contrayentes y en ninguno de estos casos el número de personas será mayor que diez.

Las confirmaciones, que generalmente son masivas, serán administradas el próximo año y a discresión del obispo y el párroco.

Las misas de 15 años seguirán el protocolo de las misas y los responsos solo serán realizados en los atrios de los templos.

Facebook Comments