Fallece la Doctora Rizo, una referencia en Matagalpa

La oficina de la reconocida exmagistrada de Apelaciones en la Circunscripción Norte es una referencia para dar direcciones en la también llamada Perla del Septentrión

Doctora Rizo
La doctora Ángela Rizo fue la primera mujer en ocupar el cargo de juez en Nicaragua. © MOSAICO CSI | Cortesía

La doctora Ángela Rizo Corrales, reconocida en Matagalpa, Nicaragua, como la prominente Doctora Rizo, falleció este 1 de septiembre en Managua, confirmaron allegados a ella.

Le puede interesar: El exótico templo parroquial en Santa María de Pantasma, Jinotega

Ciudadana Notable de Matagalpa, Rizo Corrales fue la primera mujer en ocupar el cargo de Juez, en la historia del Poder Judicial nicaragüense.

Así lo publicó el Diario La Prensa en su edición del 14 de marzo de 1964, con el titular: “Señorita asume juzgado en Matagalpa”.

También puede leer: Un petroglifo que perdura en el río Grande de Matagalpa

“Por primera vez en la historia del Poder Judicial, es nombrada como Juez una mujer; la doctora Ángela Rizo Corrales fue nombrada Juez del Distrito para lo Criminal de Matagalpa. La doctora Rizo se recibió el 6 de enero en la Universidad Nacional”, resumió esa noticia el Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (IHNCA).

De acuerdo con el historiador Eddy Kühl Aráuz, la abogada Rizo Corrales fue nieta de José Rosa Rizo Moreno, de origen jinotegano, quien fue maestro de Rubén Darío, y magistrado de Justicia en León y Chinandega.

Rizo Corrales, una de las primeras abogadas de Nicaragua, fue magistrada durante dos períodos en el Tribunal de Apelaciones de la Circunscripción Norte, destacando por su integridad profesional.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Ella era viuda del también abogado Ernesto Barrera, con quien tuvieron una hija, Vanessa.

La casa de la abogada Rizo Corrales, a dos cuadras al este del actual polideportivo El Brigadista, en el centro de la ciudad de Matagalpa, fue su oficina de leyes y también el consultorio de su hermana Estela, quien era médico, y por décadas, el local ha sido una referencia para dar direcciones en la también llamada Perla del Septentrión.

Actualmente funciona allí la oficina del abogado y ex juez Carlos Baltodano, quien definió a la doctora Ángela Rizo como una “gran mujer, justa, ecuánime, dadivosa, con un tremendo corazón”.

Descanse en paz, Ángela Rizo Corrales.

Facebook Comments