Expedición científica a las cuevas de Tunawalán

Será la cuarta fase de la llamada Expedición Bocay realizada por expertos en diferentes disciplinas que consideran muchas similitudes con la denominada “Área cultural Ulúa-Matagalpa”

Tunawalán
La expedición a Tunawalán será en diciembre próximo. || Tomada de redes

Expertos en diferentes disciplinas científicas emprenderán en diciembre próximo una expedición para hacer investigaciones en las cuevas de Tunawalán, parte del territorio Mayangna Sauni Bu, entre 15 y 20 kilómetros del caserío principal de la microrregión de Ayapal en el municipio de San José de Bocay, Jinotega.

Le puede interesar: Entusiasmo por cortes de café en Jinotega

La expedición será la cuarta fase de la llamada Expedición Bocay emprendida desde 2015 por la Fundación Científica Cultural Ulúa Matagalpa (FCCUM) en diferentes zonas de los municipios de San José de Bocay y Wiwilí.

“Tunawalán tiene unas cuevas antiquísimas con estalactitas y estalagmitas y tiene arte rupestre”, comentó Paul Cruz Olivas, arqueólogo e historiador presidente de la FCCUM.

También puede leer: El sacerdote que corta café con sus fieles en Matagalpa

Agregó que, “desde la parte arqueológica es una cueva antiquísima y, desde lo cultural, ha sido un sitio sagrado para las comunidades mayangnas, ahí cerca hay un cementerio indígena”.

La comunidad de Tunawalán y particularmente las cuevas han sido promovidas por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) como un destino turístico en San José de Bocay, sin embargo, falta que esa entidad advierta sobre la importancia del lugar para evitar que los visitantes dañen el arte rupestre o alteren el sitio, pues ya se notan grafitis y hasta nombres de parejas que se prometen “amor eterno”.

Expedición Bocay
La Fundación Científica Cultural Ulúa Matagalpa ha hecho estudios en distintos sectores de San José de Bocay, Jinotega. Foto cortesía

Jaime Íncer Barquero, en su libro Toponimias Indígenas de Nicaragua define Tunawalán como “Cerros y caño afluente en el curso medio del Bocay y cuevas calizas en dicho sitio”.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Además, explica que el nombre deviene de las palabras “Tunan”, que significa anteriormente, y “walan”, que quiere decir zacate, por lo que lo traduce como “Donde antes hubo zacate”.

En la Expedición Bocay, la FCCUM ha hecho investigaciones etnográficas, antropológicas, arqueológicas e históricas en la zona de Bocay, Runflín, Uluaskín, Kilambé y Wiwilí, área que forma parte de la cuenca del río Coco y las subcuencas de los ríos Bocay, Pantasma, Gusanera y Cuá, todos nombres indígenas de origen Ulúa-matagalpa-sumu.

Facebook Comments