Excampeón Byron Rojas animado para su combate con Ortiz

[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[vc_wp_text]

Byron “El Gallito” Rojas (derecha) está listo para su combate. LAPRENSA/ B. SAAVEDRA
Byron “El Gallito” Rojas (derecha) está listo para su combate. LAPRENSA/ B. SAAVEDRA

A cinco días para su nueva pelea en Matagalpa con Omar “El Chino” Ortiz, el excampeón mundial mínimo de la AMB, Byron “El Gallito” Rojas, marcó 113 libras durante la ceremonia de prepesaje celebrada este lunes en el Instituto de Deportes, donde Ortiz se sintió gozoso al dar menos, 111.5 libras exactas.

“Me vine bien desayunado, pero no tendré ningún problema para dar la categoría el día viernes”, se justificó Rojas, quien se presenta a todo acto con la humildad de siempre, como si continuara siendo un muchacho anónimo que todos pasan por alto. A un lado, “El Chino” dejaba saber lo contento que estaba por pelear con “El Gallillo”.

“Para mí es un honor, en verdad lo digo. Byron es alguien que es parte de la historia, y el desenlace de este combate no será igual al otro, porque desde entonces he enfrentado buenos rivales y he acumulado experiencia”, dijo Ortiz, volviendo a traer a la memoria aquella derrota por nocaut que sufrió a manos de Rojas en el año 2013.

Al verlo sentado, escuchándolo responder con calma la pregunta de si ya superó el dolor de perder la corona en la primera defensa, Rojas da la impresión de haberle dado vuelta a la página, no duda que en su momento se sintió afectado por eso, pero prefiere poner la mirada en el ahora, en el futuro que aún no le pertenece y no en el pasado que fue.

“Ojalá pronto me dieran la oportunidad de una pelea eliminatoria antes de que finalice este año. Estoy consciente, ahora estoy atrás de la línea de salida, pero me favorece el antecedente de campeón, a lo que espero sacarle provecho, para seguir cumpliendo mi sueño: crecer cada día”, destacó el matagalpino.

 [/vc_wp_text]

Facebook Comments