España apoyará repatriación de restos de jinotegano

Los familiares, incluyendo a los 5 hijos de Eleazar Blandón, podrán rendirle un último adiós en su Jinotega natal

España Eleazar Blandón
Eleazar Blandón, el jornalero nicaragüense fallecido en España

La familia de Eleazar Blandón, el jornalero nicaragüense de 42 años que murió el pasado sábado por un golpe de calor mientras trabajaba en una finca de Puerto Lumbreras, en Murcia, España, podrá recuperar el cuerpo del fallecido y rendirle un último adiós en su Jinotega natal.

Le puede interesar leer: Baja el precio de frijol en Matagalpa

Así lo confirmó este sábado Anna Blandón, la hermana de Eleazar y su único familiar en España.

Según aseguró a LA VERDAD, los gobiernos de España y Nicaragua se van a poner de acuerdo para iniciar los trámites y repatriar el cadáver de su hermano a Jinotega, donde se encuentran su esposa y sus cinco hijos, uno de ellos nacido cuando él ya se encontraba en España y al que no pudo conocer.

También puede leer: Adaptando negocios a una nueva realidad

Eleazar Blandón perdió la vida el pasado sábado por un golpe de calor tras ser abandonado por sus compañeros y su jefe, que no lo tenía dado de alta en la Seguridad Social, en el consultorio de Sutullena, en Lorca. Desde allí fue trasladado al hospital Rafael Méndez, al que llegó sin pulso y en parada cardiorrespiratoria.

El juzgado de instrucción de Lorca que dirige las investigaciones decretó el lunes la puesta en libertad sin fianza de P. M. P., el propietario ecuatoriano de una empresa de trabajo temporal para la que trabajaba el fallecido. El juez impuso la sola obligación de personarse en las dependencias cuantas veces sea llamado y de comunicar puntualmente sus cambios de domicilio.

Además: Wiwilí: Investigan dos crímenes más

El auto señala que, aunque de lo actuado hasta ahora se deducen indicios «bastantes» para estimarlo responsable, presuntamente, de un delito contra los derechos de los trabajadores, no procede adoptar otra medida más restrictiva de derechos.

Este artículo fue publicado originalmente en La Verdad

Facebook Comments