El sacerdote que corta café con sus fieles en Matagalpa

Con el dinero que ganan, pretenden ampliar la casa cural y el templo de la Parroquia San José Obrero en El Tuma, uno de los principales poblados del municipio El Tuma-La Dalia, departamento de Matagalpa

El sacerdote Erick Díaz encabeza a una comisión de parroquianos con los que, una vez por semana, se internan en alguna finca para cortar café y obtener ingresos para destinarlos a los proyectos de ampliación tanto de la casa cural como del templo en la Parroquia San José Obrero en El Tuma, uno de los principales poblados del municipio El Tuma-La Dalia, departamento de Matagalpa.

Le puede interesar: Canadá aplica sanciones a 11 funcionarios de Nicaragua

“La casa cural es pequeñita, y entonces, como aquí viene gente y también puede venir el obispo, entonces estamos con el proyecto de ampliar la casa cural. De igual manera, tenemos un templo sencillito y queremos reconstruirlo y darle una fachada de Parroquia”, comenta el sacerdote.

El padre Erick dice que la tercera jornada de cortes será este miércoles 17 de noviembre en la finca Los Milagros, por lo que está invitando a los fieles a sumarse a los cortes.

También puede leer: Monseñor Álvarez sugiere crear “fraternidad solidaria”

Según el religioso, han adelantado la jornada de cortes para el miércoles, porque también ya están en los preparativos para dar la bienvenida al diácono Aníbal Manzanares Tinoco, quien este sábado 20 de noviembre será ordenado sacerdote y el domingo 21 celebrará su primera misa en su parroquia de origen, San José Obrero en El Tuma.

“Nosotros hablamos con los dueños de fincas, entonces ellos nos apartan un día para recibir a la comisión de la Iglesia y nos asignan un plantío para cortar ese día”, relata el sacerdote, explicando que les dan la comida y el pago por la cantidad de café cortado ese día “va a nombre de la Parroquia”.

El Sacerdote que corta café
Después de la jornada de cortes, el padre Erick Díaz vacía el saco en la cubeta que sirve para medir la cantidad de café cortado. © Mosaico CSI | Gentileza de Parroquia San José Obrero

El padre Erick dice que “los cortes están buenos” y el pago que reciben es de 50 córdobas por cada lata de café cortado, más la comida. El religioso asegura que corta cinco latas, aunque en su grupo andan quienes cortan hasta 10 latas de café. A la segunda jornada, el viernes 5 de noviembre, asistieron 50 parroquianos.

Además: Sigue colecta para restaurar la Cruz de la Paz en Matagalpa

“Hay gente que piensa que los sacerdotes no podemos, pero desde pequeñito mis padres me enseñaron a trabajar y no se me dificulta encabezar a esta comisión y ser el primero en irme a cortar, para que los fieles se sientan motivados de que no solo los mando, sino que voy con ellos”, dice.

El padre Erick es originario de la comunidad Bijagüe Sur en el municipio de Matagalpa, y eclesiásticamente en la jurisdicción de la Parroquia San Antonio de Padua.

Allí, refiere orgulloso, aprendió a cultivar granos básicos, pero también “aprendí a cortar café en la hacienda Santa Rosa”.

Para los proyectos de ampliación de la casa cural y del templo parroquial, el padre Erick dice que ya han logrado comprar algunos materiales, pero todavía falta, por lo que invitó a los feligreses a sumarse a la jornada de cortes o bien hacer donaciones en la parroquia.

Facebook Comments