El desesperado y vano rescate de un elefante en 15 fotografías

Policlinica-y-Darlin

Un joven elefante pasó cuatro días atrapado en el lodo. Los intentos por ayudarlo fueron dramáticos

Un joven elefante fue rescatado de un lodazal en Zimbabue. Sin embargo, su salud quedó comprometida y debió ser sacrificado. Crédito: Melissa Mackenzie/Facebook
Un joven elefante fue rescatado de un lodazal en Zimbabue. Sin embargo, su salud quedó comprometida y debió ser sacrificado. Crédito: Melissa Mackenzie/Facebook

Experimentados guías de safari salvaron en las últimas horas a un joven elefante que pasó cuatro días atrapado en un lodazal en Zimbabue, según detallaron diarios locales. El hecho ocurrió en Lake Kariba, cerca del Lodge Gache Gache.Charlys-guia

Los rescatistas pusieron en riesgo su propia vida para salvar al animal que estaba al borde de la muerte: pasó casi cien horas sin comida ni agua y con el sol penetrando sus gruesa piel, la que lógicamente quedó lastimada.
Quien condujo el rescate fue Len Taylor, uno de los que encontraron al pequeño elefante. El guía de Gache Gache se metió en el lodazal para intentar poner una cuerda alrededor del cuerpo del animal arriesgando su propia vida. “Aunque fuera muy joven, era lo suficientemente grande para matarnos. Estaba totalmente angustiado y temeroso. Estaba haciendo mucho ruido. Y me golpeó un par de veces“, señaló Taylor a DailyMail.
 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook
 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

SINAI

Me las arreglé para evitar los colmillos, porque si eres golpeado por uno de ellos se rompería tu pierna fácilmente“, agregó el guía. “El mayor problema era colocar la cuerda alrededor de su vientre. El barro era tan espeso que no podíamos hacerlo. Entonces decidimos colocarlo alrededor de su cabeza sin ser estrangulado“, explicó Taylor.
Pero el temor de Taylor y los demás rescatistas era saber qué pasaría una vez que fuera liberado. “Los elefantes son extremadamente agresivos cuando están bajo estrés, y él no tenía idea de que estábamos intentado ayudarlo“.
 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook
Al salir del lodazal, el pequeño elefante no tenía fuerzas. Lo dejaron allí y esperaron a que recobrara algo de energía. Volvieron al lodge a pocos minutos y volvieron al día siguiente. La situación no había variado y debían tomar una decisión drástica.
Ray Townsend, quien también forma parte del staf del lodge Gache Gache explicó que no podía mantenerse en pie y que no podría sobrevivir de esa forma. “El tiempo es vital en estos asuntos y pasó más tiempo en el lodo de lo que suponíamos“. “Ver a un animal morir deshidratado no es algo de lo que querramos ser testigos. O sacrificarlo. Es una situación triste, pero estamos contentos de que hicimos todo lo posible“, añadió el experto.
 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook

 

 Melissa Mackenzie/Facebook
Melissa Mackenzie/Facebook
La decisión de practicarle eutanasia -según explicó Townsend– fue tomada por el departamento de Parques y Vida Salvaje. Las imágenes fueron tomadas por la turista Melissa Mackenzie quien subió las tomas a su página de Facebook.
Fuente: Infobae
Anuncio-FB-WWW

Facebook Comments