Dolor y desamparo [Video: Último adiós a maestra asesinada]

Cuatro-anuncios-Mosaico
Sepultan los restos de las mujeres asesinadas en Estelí y Matagalpa. Quedan los huérfanos

Por Luis Eduardo Martínez M. y Roberto Mora, LA PRENSA, 26 de julio de 2015

Este sábado parientes y amigos de las dos mujeres asesinadas, en distintas circunstancias, en Matagalpa y Estelí, las acompañaron al cementerio para darles el último adiós.

El cuerpo de la maestra Elvia Ligia Altamirano Castro fue sepultado en el cementerio de la comunidad El Palacio, en Matagalpa. Gran cantidad de personas se presentó a las honras fúnebres. LA PRENSA/ L. E. MARTÍNEZ M.
El cuerpo de la maestra Elvia Ligia Altamirano Castro fue sepultado en el cementerio de la comunidad El Palacio, en Matagalpa. Gran cantidad de personas se presentó a las honras fúnebres. LA PRENSA/ L. E. MARTÍNEZ M.

Tras una misa en la capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro fue sepultado el cuerpo de la profesora Elvia Ligia Altamirano Castro, asesinada por una o más personas en la comunidad El Palacio, donde residía, 15 kilómetros al suroeste de la ciudad de Matagalpa.

Familiares, vecinos de la comunidad, amigos y principalmente maestros, colmaron la capilla durante las honras fúnebres de Altamirano, quien se desempeñaba como directora de la escuela primaria San Antonio, en el barrio El Cementerio, de Matagalpa.

Charlys-guiaAltamirano salió de su casa a las 6:30 a.m. del jueves 23 de julio de 2015 para dirigirse a su centro laboral. Sus familiares no supieron más de ella y por la noche reportaron su desaparición ante las autoridades policiales de Matagalpa.

El cuerpo desnudo de la maestra, con aparentes signos de violencia sexual, fue encontrado en un potrero entre El Palacio y la carretera pavimentada entre Sébaco y Matagalpa. La causa de muerte fue un trauma craneoencefálico provocado por golpes con objeto contundente. La Policía cree que un palo pudo ser el arma homicida.

El móvil del crimen aún está impreciso. Una fuente vinculada con las investigaciones, supuso que por la posición en que estaba el cuerpo, la maestra fue violada después de que la mataron.

Un bolso y otras pertenencias de Altamirano, incluyendo su celular, estaban regadas en el sitio.

Investigadores y mandos policiales estuvieron en los funerales de la maestra. “Sí tenemos avances (en las investigaciones) y vamos por el buen camino”, aseguró el comisionado Eddy Peralta, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía en Matagalpa.

“Todos estamos consternados”, expresó el sacerdote Óscar Escoto, titular de la Parroquia Juan Pablo II —la cual incluye a la capilla de El Palacio—. “Ella estaba emocionada porque el obispo (monseñor Rolando José Álvarez Lagos) vendrá a visitar a la comunidad y se estaba preparando porque sus hijos darían su primera comunión y serían confirmados”, señaló el sacerdote.

María Auxiliadora

En una casa muy pequeña, sin piso y de madera, habitaba María Auxiliadora Peralta Olivas de 30 años, quien falleció a consecuencia de las nueve estocadas que presuntamente le habría propinado el exmilitar, José David Ortuño.

El crimen ocurrió en horas de la mañana de este viernes, en la carretera Panamericana de la ciudad de Estelí a pocos metros de las instalaciones de la Policía.

La víctima, quien vivía en extrema pobreza, dejó en la orfandad a un niño adolescente y una niña de 3 años para quienes fue padre y madre. También queda sola su mamá, quien padece de la presión y el corazón.

Según una fuente del Ministerio Público, la acusación fue presentada en horas de la tarde de este sábado por el delito de asesinato, y posiblemente la audiencia preliminar en contra de José David Ortuño se realizará en las primeras horas de este lunes.

“Que no haya impunidad”

Elvia Ligia Altamirano Castro tenía dos hijos: Jaime Noel y Noelia Dolores Reyes Altamirano. Fue nombrada como maestra de educación primaria en 1988. Hizo 27 años de magisterio, los últimos seis como directora de escuela.

Respecto al caso de María Auxiliadora Peralta Olivas, las integrantes de la Red Local de Mujeres Contra la Violencia de Estelí, hicieron un pronunciamiento en el que manifiestan su “consternación y repudio por el femicidio, perpetrado”.

Señalaron que ya son dos las mujeres que pierden la vida violentamente en lo que va del año en Estelí. “Que este no quede en la impunidad a como sucedió con el femicidio de Darling Johana Montenegro (otra trabajadora sexual), quién murió en circunstancias similares y aún no ha sido siquiera esclarecido”, solicitaron.

Global-corredores

Facebook Comments