Diócesis de Matagalpa inicia Segundo Sínodo Diocesano

En ocasión del 97 aniversario de esa circunscripción eclesiástica, monseñor Rolando José Álvarez Lagos celebró la apertura solemne del Segundo Sínodo Diocesano

Diócesis de Matagalpa
Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí. © Mosaico CSI | Gentileza de Diócesis Media

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, inauguró oficial y solemnemente el Segundo Sínodo Diocesano en esa circunscripción eclesiástica, invitando a los feligreses a que sean una “iglesia sinodal” y poder discernir sobre el cómo responder a los desafíos que enfrenta la Iglesia.

Le puede interesar: Alarma mundial por una nueva ola de coronavirus

“Hoy es un día de gracia y misericordia para nuestra bendita y amada Diócesis de Matagalpa”, refirió monseñor Álvarez al comenzar la homilía en la misa que, en el cuarto domingo de Adviento, celebró este 19 de diciembre en la catedral San Pedro Apóstol de Matagalpa, con asistencia del clero diocesano.

“Entramos en el corazón de la sinodalidad de la Iglesia universal, cargando sobre nuestros hombros los 97 años de fundación canónica de la iglesia particular matagalpense qué se cumplen en este día”, dijo monseñor Álvarez, recordando las “huellas misioneras” de ocho obispos que le precedieron en la Diócesis de Matagalpa.

También puede leer: Familias Especiales en situación difícil en Matagalpa

La Diócesis de Matagalpa fue creada por el Papa Pío XI en su bula Animaroum Saluti, en 1924. El primer obispo fue monseñor Isidoro Carrillo y Salazar. Fue hasta en 2003 que el entonces séptimo obispo de Matagalpa, Leopoldo José Brenes Solórzano, dirigió el Primer Sínodo Diocesano.

El Segundo Sínodo Diocesano en Matagalpa está previsto que finalice en 2024, en ocasión del Primer Centenario de la Diócesis.

Clero diocesano
© Mosaico CSI | Gentileza de Diócesis Media

De acuerdo con monseñor Álvarez, el Segundo Sínodo conlleva al “caminar juntos” de los católicos, indicando que “la sinodalidad es la forma en que la Iglesia vive y actúa” y destacó que tendrá cuatro elementos fundamentales: “la comunión, la participación, la misión, y la liberación”.

La comunión, explicó el obispo, tiene que ver con el testimonio de una iglesia constituida por sujetos libres y diversos, unidos entre ellos, por lo que, “quien desee entrar en el espíritu sinodal, debe entrar en comunión con los hermanos…”.

Suscríbase a nuestro Canal de YouTube

Según monseñor Álvarez, la sinodalidad también se refiere a “la corresponsabilidad y a la participación de todo el pueblo de Dios en la vida y misión de la iglesia”.

El obispo de Matagalpa y también Administrador Apostólico de Estelí, recordó que la Iglesia “es misionera por naturaleza, porque toma su origen de la misión del Hijo y del Espíritu Santo, según el designio del Padre”.

Clero de Matagalpa
© Mosaico CSI | Gentileza de Diócesis Media

“La evangelización es camino de libertad y de liberación”, dijo el obispo, apuntando que “la Conferencia de Puebla afirmó la importancia del reconocimiento de los derechos de toda persona que lucha y sufre, y de la supresión de las violencias físicas y morales, los abusos de poder, porque todo aquello que afecta la dignidad del hombre, hiere de algún modo al mismo Dios”.

“… Escuchamos el clamor de los pobres, excluidos y descartados. Nuestro tiempo se caracteriza por la aspiración a la libertad y liberación, personas y pueblos enteros manifestamos estas ansias de libertad y liberación. La conciencia de la libertad y de la dignidad del hombre, junto con la afirmación de los derechos inalienables de la persona y de los pueblos, es una de las principales características de nuestro tiempo”, agregó monseñor Álvarez

 

 

Facebook Comments