Detenido por muerte de hijastro en Waslala

[rev_slider_vc alias=”policlinicacentral”]
[rev_slider_vc alias=”gascentral”]
[vc_wp_text]

Reynaldo Guido Manzanares, quien fue detenido en una comunidad rural de Waslala. Foto Cortesía
Reynaldo Guido Manzanares, quien fue detenido en una comunidad rural de Waslala. Foto Cortesía

Después de varios meses buscándolo, agentes policiales detuvieron a Reynaldo Guido Manzanares, de 33 años, como sospechoso de la muerte de su hijastro Nahúm Espinoza Solís, de 11, ocurrida en San Pedro de las Bayas, municipio de Waslala en el Caribe Norte.Charlys-guia

Guido se había ido del lugar, pero volvió y fue detenido en la misma comunidad, confirmó este jueves 21 de abril el comisionado mayor Carlos Martínez Leytón, segundo jefe departamental de la Policía en Matagalpa, delegación que atiende al municipio de Waslala.

De acuerdo con el mando policial, Juana Esmeralda Espinoza González, madre del niño, denunció ante la Policía de Waslala que el 25 de octubre de 2015 ella salió a realizar algunas diligencias, por lo que Guido aprovechó para decirle a su hijastro que fueran de cacería.

Para ello, debían llevar un rifle calibre 22 que Espinoza guardaba en su cuarto y que perteneció al difunto padre biológico del niño, Bartolo Picado Solís.

Guido y el niño fueron a una zona boscosa, a 500 metros de la casa, en la propiedad de Miguel Rocha. Cuando la madre volvió, a las 6:00 p.m., escuchó un disparo y cinco minutos después apareció el hombre gritando y cargando al niño que tenía un impacto de bala en el abdomen.

Brenda-y-SinaiSegún el relato de Martínez, el niño pudo contarle a su madre que Guido insistió en que fueran de cacería y que mientras él estaba sentado en un tronco, el hombre le dijo que se fueran porque estaba haciéndose de noche y fue entonces que sintió el impacto de bala.

Aunque el niño fue asistido médicamente en Waslala, fue transferido al hospital César Amador Molina de la ciudad de Matagalpa, adonde falleció a las 8:30 a.m. del 27 de octubre de 2015. La bala había afectado bazo, riñones e intestinos del niño.

Aunque el padrastro había escapado, “hoy logramos la captura de este señor y estamos poniéndolo a la orden de las autoridades competentes para que en los tribunales se pueda ir a dilucidar el caso como tal, si realmente fue un homicidio imprudente o hubo mano criminal”, señaló Martínez.

 [/vc_wp_text]

Facebook Comments